Suspenden una protesta en La Pampa

Por
22deMayode2000a las08:08

Los operarios del Frigorífico Carnes Pampeanas acordaron el pago deindemnizaciones y las reincorporaciones de los despedidos cuando la plantavuelva a funcionar a pleno

SANTA ROSA.- Los obreros despedidos del Frigorífico Carnes Pampeanasacordaron con la empresa faenadora el cobro de las indemnizaciones que lescorrespondían a partir del 30 de junio y su reincorporación a la planta afines de este mes, e inmediatamente levantaron la carpa de protesta que elmiércoles pasado habían instalado sobre la ruta nacional 35, frente a lasinstalaciones de la firma.

En una entrevista con La Nación, los delegados del grupo de operariosdespedidos explicaron que "la empresa Exportaciones Agroindustriales secomprometió a pagar la totalidad de las indemnizacionesa partir del 30 dejunio, y a reincorporar a los trabajadores cesanteados cuando la planta comiencea faenar a capacidad plena".

Cuando los directivos de la firma resolvieron despedir a su personal, a finesde marzo, los ex empleados del frigorífico de Santa Rosa acordaron renunciar ala mitad de las indemnizaciones que les correspondían por ley a cambio decobrar esos montos en forma inmediata.

Sin embargo, los días pasaron y la promesa no se cumplió, razón por lacual iniciaron las protestas, que llegaron a su punto culminante el miércoles,con la instalación de una carpa frente al portón de acceso al frigorífico,sobre la ruta nacional 35, a escasos 10 kilómetros de esta ciudad.

Reincorporaciones

El acuerdo signado por los despedidos y Carnes Pampeanas contempla tambiénla posibilidad de reincorporar a los trabajadores, a medida que la empresarecupere su capacidad productiva.

Según los operarios, "el frigorífico ya está trabajando, pero apartir del 1º de junio alcanzará su capacidad máxima de producción, con lafaena de 7500 animales diarios. Nos prometieron que si necesitan operarios ytécnicos especializados convocarán en primer lugar a los despedidos",remarcaron.

La crisis delfrigorífico santarroseño había comenzadoel29 de eneroúltimo, cuando la firma Agroexportaciones Industriales ingresó en cesación depagos, con lo que perjudicó a unos 200 chacareros pampeanos y productores deloeste bonaerense en una cifra cercana a los 3.500.000 pesos.

Carnes Pampeanas, propiedad del empresario Eduardo de Royere, despidió el 3de marzo a 22 empleados e inició su convocatoria de acreedores, con una deudade más de15 millones de pesos, correspondiente a 401 acreedores. Dos semanasdespués recibieron sus telegramas de despidolos 70 empleados que aúntrabajaban en la planta y fueron cerradas las instalaciones, que este mes sereabrieron para iniciar un nuevo proceso productivo, tendiente a sanear sudelicada situación financiera.

Temas en esta nota

    Cargando...