El fin de los subsidios, más cerca

Por
17deJuliode2000a las08:59

Por los subsidios al agro de Europa y de EE.UU., la Argentina pierde 4.000millones al año · Pero si los ex países socialistas se suman a la UniónEuropea, su actual presupuesto de ayuda al campo disminuiría

NESTOR RESTIVO.

De vez en cuando suenan voces contra los subsidios agrícolas de la UniónEuropea, que generan una competencia desleal contra el Mercosur. El presidenteFernando de la Rúa y los negociadores del Mercosur en Bruselas volvieron aquejarse la semana pasada. Según la cámara de la industria alimentaria localCOPAL, sin subsidios al agro en el mundo rico la Argentina exportaría US$ 4.000millones más por año.

Hace unos días en Buenos Aires, un ex ministro de Finanzas británico NigelLawson dio en el clavo sobre cuándo podrán recortarse en serio esos subsidios.Para Lawson, la expansión de la Unión Europea (UE) al este europeo es lenta,justamente, por la cuestión de los subsidios. Dicho de otro modo: si seaprobara, como está pautado, el ingreso de Rumania, Bulgaria, Hungría oPolonia, sería muy difícil seguir cargando un presupuesto que destina casi 50%a los alicientes al agro. Sobre US$ 100.000 millones de gasto, la UE envía 40 a50 mil a la Política Agraria Común (PAC), y si entran los 6 candidatosprevistos deberían ser no menos de 6.000 millones más.

Con Polonia, Hungría, la República Checa, Eslovenia, Estonia, Rumania,Bulgaria, Chipre, Eslovaquia, Lituania y Letonia, otras serán las posibilidadesde financiamiento público. Por cierto, los candidatos más cantados ya dijeronque reclamarán lo mismo que el resto de los 15 países de Europa occidental.Pero, en promedio, en ese grupo de 11 países del Este el campo tiene 56% de latierra (42% en la UE de hoy), 7% de la producción (contra 1% de los 15) y 23%de la masa laboral (contra 5%). Por eso, ofrecerles iguales incentivosperforaría el presupuesto.

El Mercosur y la UE pretenden que para 2005 se lance una incipiente zona delibre comercio entre ambos a completar en 2015. Quizá para entonces, con una UEexpandida y con menor posibilidad de bombear dinero al sector rural, el temasubsidios quede mitigado. Antes, hay más retórica que probabilidad.

La polítca agrícola europea es un eje central en la construcción de laEuropa unida de posguerra y tuvo como primer objetivo garantizar laautosuficiencia en alimentos, erradicar el fantasma de las hambrunas de otrasépocas y asegurar estándares de vida para la comunidad rural. Lo hizo conmecanismos de apoyo como precios sostén y generosos créditos. Ya en los 80 lameta estaba por demás cumplida y se impuso una reforma. En 1992 se alineómejor la verdadera capacidad de consumo con el enorme esfuerzo fiscal. Y en laAgenda 2000, con metas para la década, la UE se comprometió a reducir lossubidios.

Con todo, un escollo veda un verdadero recorte del apoyo estatal al campo. Setrata de la "multifuncionalidad" del campo, egrimida por el primerproductor rural de Europa, Francia, y que abarca desde la calidad y seguridadalimentaria hasta el paisajismo rural y la sustentabilidad ecológi ca yambiental.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico dice que lospaíses más ricos (EE.UU., Japón y la UE) subieron 66% en 1999 su apoyo alagro.

Temas en esta nota

    Cargando...