Los ajustes han dejado "en terapia intensiva" al organismo estatal

04deAgostode2000a las08:58

Técnicos y trabajadores salen a pedir "el rescate" del INTA

Autarquía financiera plena a través de la vigencia de la ley de creacióndel INTA y un presupuesto adecuado para el funcionamiento de la institución quegarantice la ejecución de un plan estratégico son los reclamos centrales de undocumento dado a conocer por el Foro Nacional del INTA, integrado por técnicosy trabajadores de la entidad. Es que el Instituto Nacional de TecnologíaAgropecuaria ha sufrido en los últimos tres ejercicios una poda presupuestariadel 48 por ciento —la última, este año, fue de 23 millones de pesos— quelo sumergen prácticamente en la inacción.

El INTA es un organismo público del Estado nacional creado por ley en 1956,constituido por 11 institutos de investigación, 45 estaciones experimentalesagropecuarias y 150 agencias de extensión rural, distribuidos en todo el país,cuya misión ha sido y es contribuir al desarrollo sustentable a través de lageneración, difusión y adopción de tecnologías propias. En la actualidad,sin embargo, atraviesa, quizá, el momento más crítico de su historia,producto del incesante recorte de recursos económicos y humanos que se inicióa principios de la década de los 90 y que, en la actualidad, prácticamente,han paralizado su labor.

El geólogo Egidio Scotta, la profesora Alicia Codromaz, la licenciadaMarcela Espósito y los ingenieros agrónomos Elena Di Nucci y OsvaldoPaparotti, técnicos de la Estación Experimental Agropecuaria Paraná,visitaron EL DIARIO para dar detalles de la crisis que sufre el INTA yaseguraron que "estas medidas de ajuste afectan seriamente la continuidadde muchas líneas de trabajo y el adecuado mantenimiento de la infraestructura yel equipamiento necesario".

El inicio de la crisis

La crisis del INTA —apuntaron— se inició cuando su presupuesto"pasó a depender del Tesoro Nacional y dejó de financiarse con un aporteproveniente de las exportaciones agropecuarias como lo establece su ley decreación". En los tres últimos ejercicios la institución "hasufrido una reducción del presupuesto del 48 % y, en la última década, seredujo un 41 % el personal, crisis que se sigue profundizando aún más con losretiros voluntarios y jubilaciones, ya que el 75 % del plantel técnico superalos 45 años y sólo el 3 % es menor a los 30 años". Esta crisisinstitucional "puede incrementar el riesgo del éxodo de losinvestigadores", alertaron. Sobre este punto, Paparotti apuntó que ya seestá produciendo una salida de técnicos de la institución "sin serreemplazados" porque las vacantes están congeladas en algunos casos y, enotros, directamente se han cerrado.

En el documento que emitió el Foro Nacional, además, se señala que el INTA"es el instrumento clave para concretar las políticas agropecuariasdefinidas por el Estado. El impulso que ha dado a la investigación, laexperimentación y la extensión agropecuaria es de gran trascendencia para laeconomía de la Nación, brindando soporte social y técnico a las actividadesdel campo, asegurando el arraigo de la familia rural, elevando el nivel de vidade la misma y permitiendo el desarrollo de los sectores económicosvinculados". La crisis presupuestaria impide al INTA cumplir con sufunción específica y por eso, subrayó Scotta, "los técnicos y elpersonal auxiliar, que vemos este deterioro desde cerca, salimos a pedir enforma pública el rescate" del organismo para "evitar que se siga consu degradación".

Nuestros visitantes, asimismo, ratificaron los términos del documento delForo Nacional donde se puntualiza que "el desarrollo agropecuario yagroindustrial requiere de un gran impulso oficial que permita recuperar unnivel de eficiencia general compatible con el nivel tecnológico alcanzado porla ciencia y la tecnología de los países de avan

Temas en esta nota

    Cargando...