No somos los productores más eficientes del mundo, afirmar eso es demagogia

18deAgostode2000a las15:30


8º Congreso Nacional de AAPRESID
"El desafío es innovar"
16,17 y 18 de agosto
Mar del Plata

COMUNICADO DE PRENSA Nº 26

"No somos los productores más eficientes del mundo, afirmar eso esdemagogia": Polan Lacki

"En América Latina no podemos decir que somos los más eficientes delmundo, cuando en promedio estamos cosechando 20 quintales de trigo porhectárea. 12 toneladas de papa y obtenemos menos de 4 litros por vaca",afirmó Polan Lacki, un brasileño de origen polaco, responsable de la OficinaRegional para América Latina y el Caribe, con sede en Chile, de laOrganización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación(FAO).

"No tenemos que olvidarnos que mientras nosotros producimos esascantidades, varios de los países de la competencia del mundo rico producencerca de 25 litros de leche de promedio nacional, 45 toneladas de papa y existenpaíses que ya están sacando 80 quintales de trigo de promedio", agregó.

Si bien en Argentina la producción de trigo alcanza los 22 o 23 quintales,la lechería da un promedio de 12 litros por vaca, logramos 45 quintales demaíz o 15 toneladas de papa. "No podemos decir que hemos agotado lasposibilidades o los rendimientos", dijo categóricamente Polan Lacki.

En Latinoamérica no somos los productores más eficientes del mundo. Eso esuna falacia.

"Son extremadamente remotas las probabilidades de que nosotros podamosasegurar la rentabilidad y la competitividad en la agricultura a través demecanismos perpetuadores de dependencia como los créditos o lossubsidios", dijo.

Según el representante de la FAO, presente en el 8º Congreso Nacional deAapresid, "si nosotros queremos encarar o enfrentrar con real positivismolos problemas de falta de rentabilidad y competitividad lo que debemos hacer esun enorme salto cualitativo en términos de educación.

"Tenemos que formar y capacitar a los productores para que sean cada vezmás eficientes, para que tengan ellos mismos capacidad de corregir sus propiasdeficiencias tecnológicas, gerenciales y organizativas. De esta manera sevolverá realmente independientes del paternalismo del Estado y menosvulnerables a la acción de los subsidios externos".

"Con estos mecanismos se van volviendo menos dependientes de subsidiosinternos, que no tenemos y que muy probablemente no vamos a tener, vamos a sermenos dependientes de créditos, que no tenemos los suficientes y vamos a tenercada vez menos, y vamos a ser menos vulnerables a los subsidios externos".

"Yo creo que esta alternativa además de suficiente es la única quetenemos para revertir la situación de nuestros países: pobres, endeudados ycon gobiernos debilitados. Sabemos de antemano que todo ese discurso dereivindicarnos a través de subsidios, créditos y protección, es absolutamenteutópica", afirmó.

"Hoy más que nunca debemos tener una buena dosis de realismo, depositividad, de pragmatismo, de no ocultar ni ignorar la realidad concreta depobreza, de endeudamiento, de escasez de recursos, de achicamiento delEstado", manifestó.

Y agregó: "estratégicamente hablando, lo inteligente, es hacer lainversión desde el hombre para que se vuelva menos dependiente de lo que notenemos".

Para lograrlo planteó cuatro ejes prioritarios:

1. Rendimientos bajos. Como se dijo, si analizamos los rendimientos promediode la agricultura y la ganadería latinoamericana, se llega a la conclusión deque los rendimientos por unidad de tierra y de animal son aún muy bajos, sonmejorables.

Ese discurso demagógico que a veces escuchamos de que somos los máseficientes del mundo no pasa de un discurso. No hay mucho que discutir. Tenemosque incrementar en forma muy significativa los actuales y aún bajo

Temas en esta nota

    Cargando...