La OMC tratará temas agrícolas en marzo

26deDiciembrede2000a las14:34

Los temas agrícolas son particularmente sensibles en el seno de la OMC.Mientras las grandes potencias no logran equilibrar sus posiciones, los paísesque no subsidian padecen los efectos de las políticas proteccionistas de losmás poderosos.

LAS NEGOCIACIONES CUBRIRÍAN TRES ÁREAS

La Organización Mundial del Comercio comenzará a debatir en Ginebra enMarzo próximo, temas relacionados con las negociaciones agrícolas.

No fue fácil conseguir que la OMC trate estos asuntos en su próxima agenda.

Recientemente Brasil planteó firmemente su decisión de boicotear lasreuniones si estas cuestiones no se incluían.

Nuestro país, junto al resto del Grupo Cairns, viene abogando por uncomercio mundial menos distorsionado, más libre y más justo.

Se espera que las reuniones se dirijan a analizar las políticas nacionalesrelativas a :

· Restricciones a los accesos a los mercados ( Tarifas de ingreso,Tarifas/Cuotificaciones, y otras barreras de tipo arancelario opara-arancelarios )

· Subsidios domésticos destinados a los productores agrícolas

· Subsidios a las exportaciones.

LAS ECONOMÍAS DESARROLLADAS SON LAS QUE MÁS DISTORSIONAN

Se estima que la combinación de estas tres políticas causan a laagricultura del mundo un 12 % de disminución en el nivel de precios, según unreciente estudio del Servicio de Investigación Económica del USDA.

Cerca del ochenta por ciento de la distorsión de precios han sido generadaspor las economías desarrolladas, fundamentalmente la UE, Japón y los EEUU.

Las reformas que se comprometieron a implementar los países desarrolladosmiembros de la OMC durante el ciclo 1995/2000 incluyeron : reducción de tarifasaduaneras, conversión de barreras para-arancelarias en tarifas otarifas/cuotas, reducción de los niveles domésticos de sostén en un 20 %,rebaja en el techo de los volúmenes de subsidios a las exportaciones.

Los miembros además se obligaron adicionalmente que en 15 años se deberíaeliminar de los precios agrícolas las distorsiones para tender a incrementar elbienestar en el mundo y el poder de compra de los consumidores por u$s 56.000millones al año.

LOS EFECTOS LO PAGAN LOS PAÍSES MÁS DÉBILES

Mientras EEUU justifica muchas de sus acciones a la intransigencia de laUnión Europea en desarmar sus voluminosos subsidios, los esfuerzos por emergerde las economías menos desarrolladas encuentran en este endiablado sistema unfreno permanente para salir de sus endeudamientos y de su empobrecimientopoblacional.

Mientras en lo formal se pregona la liberalización del comercio y laproducción en el orden mundial, paralelamente aquellas naciones poderosas,utilizando las herramientas que permiten su fortaleza, generan sistemas que,aprovechando los vericuetos de las disposiciones de la OMC, les permiten, por unlado sostener a sus productores, y por otro generar formidables subsidios a lasexportaciones, directos o indirectos

La conocida Ley Agrícola de los EEUU es un buen ejemplo. Los créditosblandos del Loan Rate, o el pago de diferencias ante la baja de precios, delLDP, han sustentado la presencia norteamericana en los mercados internacionalesde los principales granos, compitiendo con la producción sudamericana, que enlucha desigual trata de mantenerse sin contar tras de sí al poderoso al Tesoronorteamericano.

LAS DISTORSIONES EN LAS ACCIONES DE EXPORTACIÓN

La asignación de créditos especiales para las exportaciones, es otrocostado que limita las colocaciones de los países, que como los nuestros, nopueden darse el lujo de financiar, ni mucho menos subsidiar.

Los subsidios a las exportaciones cada vez son más justificados o toleradosen ciertos ámbitos, aduciendo la necesidad de ayudar a las industrias jóvenespara compensar el proteccionismo extranjero; de superar problemas en losmercados de capitales para la

Temas en esta nota