Las exportaciones de carne con marca ganan terreno

Por
23deEnerode2001a las08:47

El "mal de la vaca loca": estrategia argentina ante la caídadel consumo mundial

Mientras baja el valor de la cuota Hilton, los cortes etiquetados enorigen son muy apreciados

Mañana, en España y Portugal se presentarán las Carnes Angus

Las empresas garantizan al consumidor la calidad y sanidad del producto

Crecen los proyectos privados de certificación

Conscientes de que el consumidor define el éxito o el fracaso del másajustado plan comercial y de las bondades del valor agregado, la AsociaciónArgentina de Angus -la raza vacuna más numerosa del país- y la AsociaciónArgentina de Criadores de Hereford irrumpieron desde hace un par de años en elmercado con sus marcas de carnes propias, certificadas y auditadas medianteestrictos controles de calidad y sanidad. Incluso bastante antes de que elfantasma del "mal de la vaca loca" volviese a espantar a los europeosy de que el Gobierno lanzara una campaña de promoción de las carnesargentinas, el sector privado ya había visualizado el camino por seguir.

Esos proyectos tímidamente comenzaron a ganar un mayor espacio. "Cuandola cuota Hilton tocó los US$ 4500 la tonelada hace algunas semanas, nossolicitaron desde Alemania un contenedor por un valor de 6100 dólares ",dijo el director de Carnes Hereford, Víctor Tonelli, para destacar lavaloración que lograron esos productos entre los europeos, que se siententraicionados por la carne producida en forma artificial.

En ocasiones, las crisis mezclan iguales proporciones de pérdidas yganancias. Por ello, Carnes Angus Argentina decidió lanzar mañana en España yen Portugal su carne propia. En la sede diplomática de Madrid, donde serealizarán degustaciones, oficiará de anfitrión el embajador argentino enEspaña, Ricardo Laferriére. Algo similar ocurrirá el viernes en Portugal, conel apoyo también del embajador Enrique Pareja.

"Las exportaciones de carnes como commodities van a seguir existiendo,pero la Argentina debe entender que el consumidor exige cada vez más seguridady marcas confiables", explicó el director técnico de Carnes Angus, MarcosFirpo, antes de partir para Europa.

Como la leche, los pollos, el vino y prácticamente la mayoría de losproductos, la idea es imponer un nuevo concepto comercial en el comercio yconsumo de carnes. La tradicional media res colgada del gancho en lascarnicerías y los cortes irreconocibles sobre un mostrador deberían ser partedel pasado, según Tonelli. "En Chile, nuestros productos obtienen un valordiferencial del 15 por ciento con respecto a la carne argentina sin identificar,que, por cierto, está al mismo precio que la de Paraguay y Brasil",sostuvo el directivo. Hoy Chile es uno de los principales mercados para laArgentina y Hereford embarca entre entre 80 y 100 toneladas mensuales: "Larespuesta fue enorme", graficó Tonelli.

Existen otros proyectos similares al de carnes Angus y Hereford. De hecho,estos programas fueron inspirados en una idea inicial de Cabañas Las Lilas, queen la década de los ochenta abrió la senda de las carnes con marca en laArgentina. Exportación v. consumo interno

En realidad, a los argentinos se los podría catalogar de egoístas. Hoy, el85 por ciento de la carne se consume en el país a razón de 60 kilos anualespor habitante, el índice más alto del mundo.

Para la exportación queda apenas un 15 por ciento, que dentro del mapaexportador representa sólo un 5 por ciento del comercio internacional -hastaprincipios de la década del setenta era el primer exportador-. A la cabeza delas ventas mundiales están actualmente Australia, Estados Unidos y NuevaZelanda. El fuerte de estos países son las carnes envasadas y certificadas.

"El futuro son las marcas y la certificación de las carnes, pero en laArgentina nunca hubo u

Temas en esta nota

    Cargando...