Granos: más plata por exportaciones

Por
13deSeptiembrede2002a las08:13

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ratificó ayer que están dadas las condiciones como para que los precios agrícolas se mantengan en los buenos niveles actuales e incluso aumenten el año próximo. Este es un tema clave para la Argentina, porque un tercio de sus exportaciones proviene de esos commodities. Y porque ahora más que nunca, los dólares que llegan del exterior valen como el oro.

Pocos analistas se animan a arriesgar cuánto dinero adicional ingresará a la Argentina el año próximo por la cosecha, ya que recién se está iniciando la siembra de granos gruesos. Pero algunas estimaciones indican que las exportaciones agrícolas podrían crecer de unos U$S 8.000 millones a más de 9.000 millones en 2003. El Gobierno, agradecido. No sólo absorbe los "agrodólares" para frenar la demanda en el mercado cambiario. También recauda una quinta parte de esa millonaria cifra por vía de las retenciones.

En su informe mensual, el USDA confirmó la ajustada relación que habrá el año próximo entre oferta y demanda mundial de granos, debido a la caída de las cosechas en varios países productores, en especial Canadá, Australia y los EE.UU. La situación podría resultar ventajosa para la Argentina, ya que se repite en los tres principales granos que se producen aquí.

En ese sentido, el USDA calculó que la Argentina cosechará el próximo año 14 millones de toneladas de trigo, 12,5 millones de maíz y 31 millones de soja. Aunque la suma de los tres resulta inferior en 2,5 millones a la última cosecha, la caída no sería tan grande como se esperaba cuando arreciaba la crisis económica.

Los chacareros, por otro lado, están compensando esa merma con los mejores precios que reciben ahora. Un ejemplo: están vendiendo el trigo disponible a 155 dólares por tonelada —luego de descontar las retenciones del 20%—, cuando a igual fecha de 2001 cobraban 124 dólares.

Los analistas señalaron que de aquí en más se esperan precios "sostenidos" para los tres cultivos. "El informe del USDA sostiene los precios actuales y los afirma para el futuro", dijo Pablo Adreani, de Agri-Pac. Adrián Seltzer, de la firma Granar, aclaró no obstante que el contexto dista mucho del registrado en 1996/97, cuando los precios pegaron un salto y el trigo llegó a valer U$S 280. "La situación no es tan ajustada como aquélla", remarcó.

Temas en esta nota