La falta de lluvias compromete al trigo en Río Tercero

Por
09deOctubrede2002a las08:16

Especial

Tancacha, Río Tercero. Las altas temperaturas de los últimos días y la falta de precipitaciones complica a los cultivos de trigo en la zona. “Si tengo que decir para cuando sería importante una lluvia, diría ya”, sentenció ayer el encargado de la Agencia Zonal Tancacha de la Secretaría de Agricultura, Héctor Ester.

Por su parte, desde el Inta Río Tercero, Pablo Mazzini, indicó: “Una lluvia acomodaría bastante las ecuaciones, pero lo cierto es que debe darse urgente”.

Anoche, hasta el cierre de esta edición, aunque se veían tormentas, no había llovido en la zona. La última lluvia importante a nivel regional fue a principios de junio.

El trigo no ocupa una gran superficie de siembra en Tercero Arriba: son unas 35 mil hectáreas, sobre 320 mil que se destinan a la soja. Pero el agua es además esperada para poder sembrar la soja.

En la mayoría de los campos sembrados con trigo, el rendimiento no será el mismo que se esperaba hasta hace poco más de un mes, salvo excepciones y según la zona. “Venía evolucionando bien, pero en el último período comenzó a sufrir por la falta de agua”, indicó Ester. Según recordó, un buen rinde en la zona es de 20 quintales o más por hectárea, pero habrá una disminución “considerable”, aunque prefirió no estimar un porcentaje.

Efectos del calor

“El calor del domingo pasado fue terrible para la espiga”, señaló Ester. Mazzini, coincidió: “Fue tremendo, no solamente secó la poca humedad que tenía, sino que implicó también la muerte del polen”.

Al este de Hernando no se presenta el problema como en otras zonas, porque recibió no hace mucho unos 30 milímetros de agua, recordó Ester. Las pedanías de Capilla de Rodríguez, parte de Punta del Agua, Las Peñas y parte de El Salto, son las que me sufren la sequía. Mazzini, prefirió, como su colega, no arriesgar una futura disminución del rendimiento. Y aclaró que también al pie de las sierras, que por la noche tiene condiciones que ayudan al trigo en su recuperación, la situación es diferente. “Hay muchos lotes que están bien parados, pero a medida que te alejás hacia el este, se ve más sufrido”, explicó.

Términos económicos

Mazzini opinó que el productor sabe que esta región no es triguera como la pampeana y estimó que es un año para “respetar” los cultivos, “aún con bajos rendimientos”. El técnico indicó que ese análisis se sustenta en que el trigo sirve para lograr un rastrojo para un mejor sistema de siembra y por una “cuestión financiera” del colono que se encuentra con dinero antes de la campaña gruesa. Y planteó: “El productor debe considerar que un rinde que antes podía ser bajo en términos económicos, hoy puede ser interesante por el valor que tiene el trigo en el mercado”. Pero aclaró que no se puede minimizar el impacto climático en los cultivos a pesar de esa evaluación.

A diferencia del año pasado, cuando se sembraron 60 mil hectáreas de trigo en Tercero Arriba, en esta campaña la cifra se redujo a poco más de la mitad.

Temas en esta nota

    Load More