Quién es José Bové?

22deOctubrede2002a las08:22


En enero de 1998 un grupo numeroso de la CONFÉDÉRATION PAYSANNE (la traducción sería CONFEDERACIÓN CAMPESINA), en adelante CP, ingresaron en un depósito de NOVARTIS, en NÉRAC (FRANCIA) y destruyeron varias toneladas de semillas de maíz transgénico; cobrando notoriedad. Ese grupo estaba liderado por el principal representante de la CP, JOSÉ BOVÉ. Los acusados argumentaron estar en contra de difusión de organismos transgénicos, aunque dijeron aceptar todo lo que fuera investigación básica.

Con posterioridad a ese hecho, BOVÉ fue juzgado y condenado por desmontar un MCDONALD’S en construcción, en agosto de 1999, en la localidad de MILLAU. En esa oportunidad protestaba por la elevación de aranceles dictada por el gobierno estadounidense contra el queso roquefort, principal fuente de ingresos de un importante sector de los agricultores franceses.

La CP se presenta como un movimiento alternativo, directamente opuesto al sindicalismo mayoritario, la poderosa federación de agricultores (FNSEA en sus siglas originales). Los miembros de la CP no son agricultores marginales. Han protagonizado la modernización del agro francés. Muchos son cultos, de buena formación, incluso una proporción importante son universitarios. Reivindican el uso del término campesino (PAYSAN), en contraposición con los de agricultor (AGRICULTEUR) o titular de explotación (EXPLOITANT) utilizados por el sindicalismo mayoritario y por la POLÍTICA AGRARIA COMÚN (PAC) de la UNIÓN EUROPEA.

BOVÉ sataniza a la globalización; está en contra de las semillas híbridas, a las que considera un instrumento de dominación; carga duro contra la OMC, a quien llama "el policía del comercio mundial". Incluso, aunque cueste creerlo, critica con dureza al CODEX ALIMENTARIUS a quien considera "dominado por las multinacionales" (*).

[(*) se harán comentarios importantes y se explicará qué es el CODEX ALIMENTARIUS en el Capítulo sobre Ingeniería genética. ------------------------------------------------------------------]


La CP siempre ha criticado el sesgo productivista de la PAC, lo cual es obviamente compartido por los agricultores del TERCER MUNDO. Esto, no obstante, ha llevado confusión y ha motivado a muchos aquí a pensar que los intereses de BOVÉ y la CP son similares a los nuestros, cosa que está muy lejos de ser así.

Por otro lado, la CP ha dejado de ser un movimiento estrictamente rural, dado que se han incorporado ecologistas, pacifistas, desempleados, etc.; y ha pasado a convertirse en un movimiento social de protesta.

Debe entenderse claramente que el movimiento antiglobalización es muy heterogéneo. Varios grupos están en contra o critican a un mismo fenómeno, pero por motivos muy diferentes. Los agricultores y habitantes del TERCER MUNDO podemos (y debemos) protestar por un sistema de comercio internacional injusto, que nos perjudica; dado que hay libre mercado para los bienes con valor agregado que se producen en el norte, pero hay proteccionismo, cupos y barreras para los bienes primarios que nosotros producimos, con costos competitivos.

La CP , o al menos buena parte de sus 40 mil agricultores (o campesinos como a ellos les gusta) quiere volver a sistemas más cerrados en el comercio agrícola, con más proteccionismo. Allí convive gente progresista con el más arcaico pensamiento francés de ultraderecha, que se frota las manos antes de ir a quemar camiones españoles que ingresan al territorio francés.

Nosotros en el TERCER MUNDO debemos apuntalar la difícil pero importante labor que viene desarrollando el neozelandés MIKE MOORE como Director General de la OMC, la labor del CÓDEX ALIMENTARIUS, la labor de la FAO. BOVÉ, en cambio, los considera sus enemigos (al menos a los 2 primeros). Es incomprensible que desde el TERCER

Temas en esta nota