Anticipan un escenario de fuerte peligrosidad para la campaña triguera

Por
23deOctubrede2002a las08:21

ADVERTENCIA . Escenario complicado por las precipitaciones

Si no cambian los pronósticos meteorológicos que vaticinan la continuidad de una primavera lluviosa, se conformaría una mezcla explosiva de variables contra la performance final del cultivo.

La campaña triguera de este año viene bien y salvo escasas excepciones, no han aparecido plagas insalvables, pero se acerca la etapa más crítica del cultivo, la de la floración, que no pocos especialistas ya ubican en un escenario de fuerte peligrosidad.

Es que en ese período del desarrollo de los trigales, predecesor de las praderas doradas que muestra el verano en el país, es demasiada la lluvia caída; escasos los días de sol y perfiles de suelos que muestran elevada humedad.

Todos esos elementos, en tanto no comiencen a variar los pronósticos meteorológicos que vaticinan la continuidad de una primavera lluviosa, conforman una mezcla explosiva de variables que juegan en contra de la performance final del cultivo, hasta su maduración total, para la que se auguran rendimientos superiores por hectárea a los que se lograron en la campaña anterior.

Tanto los técnicos del INTA como de Aacrea y los especialistas en economía agrícola del país coincidieron en los últimos días sobre esa perspectiva altamente desfavorable que, por lo menos en las próximas semanas, no pueden descartarse para la evolución de los potreros sembrados.

BUENOS PRECIOS. La coincidencia también se dio en que, superados esos potenciales riesgos, y aún a pesar del recorte que tendrá la zafra triguera en el ciclo 2002/2003 (unos dos millones de toneladas menos que en el anterior), la tendencia mundial de precios se mantiene firme y sostenida, consecuencia, en primer término, de la estrepitosa caída productiva del cereal que exhibirá el plano internacional, con oferta y demanda sumamente ajustadas.

FUNGICIDAS. Por el momento, técnicos y agrónomos especializados en el principal cultivo de la zafra fina del país adelantaron que se avecinan «dos o tres semanas decisivas», para determinar si se logró con éxito el cumplimiento de dos etapas: floración de los trigales y llenado del grano y, en ese contexto, destacaron el fuerte protagonismo que tendrán las variables climáticas. Aclaran, para reforzar los cuidados de las plantan, sobre la necesidad de protegerlas con los fungicidas tradicionales para impedir, con tratamientos químicos, la aparición de fusarium en las espigas, ya que se frustraría la floración y consecuentemente los rindes que se esperan para el grano durante esta campaña.

Temas en esta nota