Un plan estratégico, clave en sanidad

01deNoviembrede2002a las08:21

El pasado viernes se llevó a cabo en el Inta Manfredi una jornada técnica sobre salud animal en bovinos para carne. El programa tuvo como disertantes a los veterinarios Guillermo Cledou del laboratorio Biogénesis, y a los técnicos Carlos Descarga del (Inta Marcos Juárez) y Oscar Fader (Inta Manfredi).

La jornada comenzó con la exposición del Cledou sobre rodeos bioacondicionados. Acondicionar significa elaborar un plan sanitario estratégico en un período de un año. Para utilizar esta metodología es preciso conocer la incidencia histórica de las principales enfermedades que se presentaron en un establecimiento para poder implementar un plan.

Según Cledou el beneficio para el productor es que le permite conoce los problemas y actuar ordenadamente.

El procedimiento contempla tanto un plan sanitario consensuado con el productor como un registro de los eventos sanitarios, y permite certificar la sanidad del rodeo.

Para el disertante, cualquier ganadero que implemente este sistema tendrá una trazabilidad sanitaria con certificación de los tratamientos que le permitirá aumentar la producción.

El concepto principal que maneja el laboratorio es el de la prevención. “Si se evita la presentación de síndromes de estrés u otras enfermedades se minimizan las pérdidas económicas” aseguró el veterinario.

Una de las herramientas utilizadas son las vacunas, las cuales Biogénesis ha desarrollado biológicos con alto estándar de calidad.

La buena sanidad es la base de un buen sistemas ganadero, debido a que mejora los índices de producción. Al momento de aclarar las diferencias entre los establecimientos que implementan el plan y aquellos que no, Cledou sostuvo que hay indicadores que demuestran la diferencia, tanto en ganancia por kilo como disminución de la mortandad.

Un ejemplo lo demuestra un ternero boiacondicionado que logra un estatus inmunitario óptimo sin riesgos de enfermedades infecciosas y parasitarias.

Además los terneros llegan al campo o corral de engorde y empiezan a producir carne, por lo que generan más kilos desde el primer día.

Control de parasitosis

A su tiempo, Carlos Descarga del Inta Marcos Juárez, desarrolló el tema sobre control de la parasitosis gastrointestinal en bovinos. A partir de conceptos teóricos para luego especificar las estrategias de control en casos reales, Descarga enfatizó que los parásitos gastrointestinales son una de las principales limitantes sanitarias en las invernadas pastoriles. Mejorar la eficacia de control demanda mucha atención, y depende tanto de las particularidades de cada establecimiento como de la región.

La parasitosis tiene una particularidad. Hay tres ciclos evolutivos dentro del animal y otros en el pasto. De ahí que la cantidad de parásitos dentro del animal esté determinado por condiciones climáticas y de pastoreo. Así lo ejemplificó Descarga: “un animal que se desteta en abril, al año acumuló 200 kilos de carne, sale con 200 y termina con 400. Si no se controlan bien los parásitos, ese animal deja de ganar entre 30 a 50 kilos. Llevado a volúmenes de cabeza, hay una pérdida importante por hectárea y productividad”.

Para evitar este perjuicio existe tecnología que permite aplicar esquemas de control para cada región. “Es diferente en la zona de Manfredi, donde la importancia de la parasitosis es intermedia en comparación con zonas más húmedas como Marcos Juárez. Nosotros le decimos al productor que no compre recetas para cualquier zona, sino que cada receta depende de las características de la región y el establecimiento. Cada uno deberá aplicarla de acuerdo al caso, de lo contrario se gasta mucho dinero con productos ecotóxicos”, precisó.

Las recomendaciones efectuadas por Descarga para el control de parásitos apuntan al cuidado que debe tener el productor en los meses que van de febrero a abril, ya que e

Temas en esta nota