Las entidades quieren tallar en política

18deNoviembrede2002a las08:17

Se propusieron formar dirigentes para crecer en representación y avanzar en acuerdos de unidad

La decisión formó parte de los principales puntos de coincidencia que dejó el congreso anual de Confederaciones Rurales Argentinas, realizado a fines de la semana pasada en el complejo "La Campiña", de la ciudad de Santa Rosa, en La Pampa.

En ese marco, tanto CRA como Federación Agraria Argentina, la Sociedad Rural Argentina y Coninagro repasaron estadísticas y coincidieron en que más del 50% de los productores agropecuarios no está afiliado a ninguna de estas entidades rectoras del campo, ni piensa hacerlo por lo menos hasta que se cambien las posturas de representatividad.

Con la idea de que "el Futuros es hoy", el tema central del encuentro fue la política y la consigna que tuvo más fuerza fue la de constituir un frente conjunto integrado por la unidad de todas las centrales que reúnen a los productores agropecuarios del país.

Sin perder sus diferencias, cada entidad comprometió algunos puntos de acuerdo y dejó filtrar por los pasillos del recinto de conferencias el rumor de que avanzarán en una mayor participación política pero sin reeditar la experiencia de haber servido de trampolín para distintos candidatos que luego no respondieron al sector como esperaban.

"Debemos aggiornarnos a una realidad diferente donde la llave del país pasa por el agro, la nueva dirigencia agropecuaria debe tener una visión más moderna, ajustada a otras políticas, con la fuerza y el poder que se tiene en estados como los Brasil y países europeos", explicó uno representante de las sociedades rurales.

"Si en algo fracasamos hasta el momento, fue en no presionar con mayor fuerza a los legisladores y representantes del agro que llegaron al gobierno. Pensamos que muchos no se olvidarían del campo y formarían equipos con proyectos, iniciativas y repuestas a tantos reclamas vigentes pero el resultado fue más un espaldarazo que una señal de ayuda a los factores económicos y de desarrollo del agro", señaló.

Con una estrategia definida, la ingeniería dirigencial que se viene visualiza la educación y capacitación como herramienta permanente, la formación de dirigentes gremiales e indirectamente líderes políticos del agro promovidos desde las bases, que se transformen en usinas de ideas para nutrir las entidades y elevarlas a las de segundo y tercer grado.

Al mejor estilo de las instituciones vinculadas al desarrollo tecnológico, la búsqueda de conocimientos y la mirada a otros modelos de desarrollo impulsados en el mundo, CRA convocó para su congreso un panel internacional integrado por Eugenio Díaz Bonilla (ex agregado agrícola en EE.UU), quien señaló que el principal factor de crecimiento en la Argentina será el combate permanente contra la corrupción. El consejero económico y comercial de la delegación Europea en Argentina, Chistophe Manet, dio su visión como europeo sobre el agro argentino, a partir de la razón de una política agraria común. El Embajador de Nueva Zelanda en Argentina, Carl Worker, presentó el modelo que utilizó durante dos décadas su país para salir de la crisis, y Brian Doherty y Erich Kuss, de la embajada de EEUU, cuantificaron las perspectivas de las relaciones comerciales entre Argentina y el país del Norte.

Vientos de cambio

Algunas de las conclusiones del congreso de CRA para potenciar el rol de las entidades agropecuarias fueron:

* Incentivar al productor como principal participe.
* Incorporar la docencia y educación a la formación de dirigentes.
* Que todas las entidades trabajen juntas sin necesidad de formar una estructura única. No sólo accionando en la queja sino también en la propuesta.
* Lograr la unidad en temas concordantes.

En materia de reclamos sectoriales, los talleres de trabajo que sesionaron en La Pampa repasaron los

Temas en esta nota