Brasil quiere más girasol

Por
25deNoviembrede2002a las08:14

Cerca de 90% de las 480 toneladas de semillas que Brasil planta por año es importado.

La comisión anual de girasol, que estuvo reunida el mes pasado, informó sobre la constante evolución de las variedades nacionales y sobre el interés creciente de empresas brasileñas en la producción de semillas. Sumado a esto, crece también el número de alternativas de aplicación y usos del girasol, lo que da un nuevo valor al cultivo.

Según el presidente de la Asociación Brasileña de Girasol (Abragir), Julio Cesar Gomes, durante este año surgieron alternativas de uso del girasol que no se circunscriben solamente a la producción de aceite. El uso del cultivo como forrajera y silaje, y los resultados obtenidos vienen ayudando a abrir un nuevo espacio al cultivo. Se lo utiliza como salida del invierno, con muy buenos resultados, ya que desarrolla una gran masa verde en el período de 60-90 días después de la siembra. Las plantas son cosechadas y trituradas, y se usan como suplemento animal.

El principal uso del girasol en Brasil es para la industria aceitera, y también de biodiesel. Hoy el girasol va encontrando su espacio entre los productores de Rio Grande, antes de la siembra de otros granos, ya que en este Estado el ciclo se inicia antes que en otros.

Los trabajos preparatorios comienzan a fines de julio, mientras que en el resto del país se producen en agosto. Así, los agricultores de esa región anticipan la siembra que cosechan durante este mes y principios de diciembre, antes de implantar los granos de verano. Según Gomes, el cultivo está creciendo gradualmente, tanto en este Estado como en el resto de Brasil. La previsión para 2003 es que el área pase a 150.000 hectáreas.

Temas en esta nota

    Load More