Las exportaciones agroindustriales pueden crecer un 70% en diez años

Por
09deDiciembrede2002a las08:24

Las exportaciones del sector agroindustrial podrían incrementarse en un 70 por ciento en la próxima década, según cálculos de la Fundación Producir Conservando que dirige el ex subsecretario de Agricultura y Alimentos, Gustavo Oliverio y el especialista Gustavo López. Es así como podría pasarse de los 10.000 millones de dólares anuales en concepto de ingresos por la comercialización de productos de origen agropecuario a unos 17.000 millones de dólares dentro de diez años.

"Claro que para que ello acontezca -aclaró la Fundación- hace falta, ante todo, convicción política, reglas de juego claras y poder superar las limitantes que juegan en contra en el país y dentro del sector."

En lo que se refiere a la producción granaria, el crecimiento se tornaría palpable tanto en área sembrada como también en producción.

El estudio realizado por los técnicos prevé una incorporación de áreas cultivadas de 5 a 6 millones de hectáreas y conjetura la posibilidad de llegar, en el inicio de la próxima década, a una producción cercana a los 100 millones de toneladas.

Para conformar su análisis consideraron el comportamiento de una canasta de los principales cultivos del país que incluye alpiste, arroz, avena, mijo, centeno, girasol, lino, maíz, maní, soja, trigo, sorgo granífero y cebada cervecera y forrajera.

Las 69,6 millones de toneladas de granos obtenidas en la cosecha 2001/02 experimentarían, según el estudio, un crecimiento del 22 por ciento, de acuerdo con el cual se arribaría a una producción granaria de 84,7 millones de toneladas en los próximos cinco años y a un volumen de 96,3 millones de toneladas al llegar a los diez años.

Actividad ganadera

En el terreno pecuario, que, a diferencia de lo ocurrido con el sector granario, sufrió una caída en la producción y en en sus exportaciones, los especialistas vislumbran posibilidades promisorias: "Podemos potencialmente alcanzar una producción de 3,5 millones de toneladas de carne, aumentando fuertemente las exportaciones para evitar la caída del precio del producto que desaliente el crecimiento".

Oliverio y López se mostraron especialmente optimistas al referirse a la suerte del sector de la carne aviar: "Tomando -explicaron- la tasa promedio de crecimiento de la actividad entre los años 1995 y 2001, de un 3,3 por ciento anual, para los próximos años, podemos alcanzar cifras de producción y de aumento de las exportaciones realmente notables". No obstante, a raíz de la caída del poder de consumo de la población se estima una caída del 18% en la producción de aves respecto de 2001.

Insistieron en destacar, sin embargo, que todos estos indicios auguriosos se hallan jaqueados por "la inseguridad jurídica, la desconfianza sobre la estabilidad de la moneda, la inexistencia de un sector financiero sólido y la incertidumbre sobre cuál será la carga fiscal para las actividades productivas".

Temas en esta nota