Crítico año para los chacinados

Por
23deDiciembrede2002a las08:03

A la caída del consumo interno de fiambres y la falta de proyección exportadora del sector se le agregó el encarecimiento de un 300% en las materias primas. Todo esto a pesar de que la carne de cerdo es la más consumida en el mundo y supera con creces a la vacuna, ovina y aviar.

"Desde comienzos de año se registra una caída de ventas de un 50 por ciento con respecto al año pasado y el consumo por persona bajó un 34 por ciento", informó Caicha en un comunicado y agregó que en la Argentina pasó de consumirse de 9 a apenas 4,7 kilos por persona de chacinados en los últimos 10 años.

En realidad, según Caicha, la disminución del consumo recayó más sobre el tipo de fiambres, pues la gente se ha volcado tras la caída del poder adquisitivo hacia los productos de menor valor.

Aunque algunas empresas agropecuarias y frigoríficas realizaron nuevas inversiones para lograr que la producción creciera, para Caicha, el volumen de producción resulta insuficiente para abastecer las manufacturas y la importación se transformó en algo inviable.

"Esto se lo debemos a la falta de políticas coherentes y sostenidas en el tiempo", se quejó el gerente de Caicha, Martín de Gyldenfeld, al tiempo que añadió: "Antes de la devaluación teníamos el problema de la constante presión de los productos importados, como el jamón crudo italiano y la paleta de Brasil, pero ahora las empresas están imposibilitadas de proveerse de las materias primas". Las más de 40 empresas que componen Caicha reclaman medidas "activas" para evitar el ingreso de productos importados y para fomentar la producción nacional de porcinos.

Temas en esta nota