Candidatos proponen lo que el campo quiere escuchar

Sacar las retenciones, dejar un IVA neutro, permitir ajuste por inflación. En campaña, todo es posible.

21deAbrilde2003a las08:22

La primera medida que Kirchner, López Murphy, Menem y Rodríguez Saá prometen aplicar en el caso de ganar las elecciones es reducir las retenciones para el campo, que hoy ascienden a 20 por ciento. Pero si bien sostienen que se trata de impuestos distorsivos que fueron aplicados únicamente para incrementar la recaudación, sólo el puntano promete eliminar los derechos de una sola vez.

La fórmula Menem-Romero, de Frente por la Lealtad, propone una reducción escalonada que dependerá en gran medida de los resultados que una reforma impositiva global provoque en los niveles de ingresos. "Si en el 2004 la recaudación real aumenta 20%, como prevemos, en un año las retenciones podrían bajar 5 puntos", aseveró a Infochacra Diego Estévez, integrante del equipo de Menem dedicado a los temas productivos.

El binomio oficial, Kirchner-Scioli, también apuesta a una eliminación de los derechos en la medida en que los ingresos se vayan incrementando. Carlos Cheppi, miembro de la Comisión Agropecuaria de los equipos técnicos del gobernador santacruceño, señaló que "es probable que el impuesto tenga que regir por un tiempo, pero sólo hasta que se perciba una mejora fiscal". El puntano Adolfo Rodríguez Saá, acompañado por Melchor Posse, no quiere andar con vueltas. Para el candidato por el Frente Movimiento Popular, las retenciones deben ser eliminadas inmediatamente pero sólo las que afectan al productor primario.

Según afirmó Jorge Díaz, integrante del equipo agropecuario, los derechos deben desterrarse "sin gradualismos" y para ello se convocará en los primeros días de gobierno a todos los sectores a firmar un pacto productivo. Los fondos que hoy recauda el Gobierno por medio de esta vía provendrán, de acuerdo con Díaz, de la eliminación de la corrupción estructural del Estado.

Ricardo López Murphy con su acompañante Ricardo Gómez Diez, del Movimiento Federal Recrear, también proponen una baja gradual hasta hacerlas desaparecer cuando el tipo de cambio alcance $1,7 a precios de diciembre del 2001. Así lo manifestó el economista que lo acompaña, Manuel Solanet, quien agregó que habrá un tratamiento unánime para todos los sectores exportadores.

Volver a la neutralidad
Los candidatos también piensan en la modificación del IVA granos, por la que tanto reclaman los productores. Hoy el sector paga 21% al comprar sus insumos y recibe 10,5% por sus ventas. El pedido del campo es que se neutralice ese gravamen y, en este punto, los postulantes a presidente también coinciden. Cheppi manifestó que debe ser de 15%, mientras que Díaz no se animó a dar cifras y sólo planteó la necesidad de neutralidad para el campo. Estévez, por su parte, planteó una reducción global del IVA pero de manera progresiva y en la medida en que crezca la recaudación. Según el economista, el impuesto debería oscilar entre 13 y 15 por ciento.

Solanet, por su parte, dijo que por ahora el IVA debe ser de 21% en todos los casos. Por lo tanto, si López Murphy alcanza la presidencia, habrá uniformidad para las empresas de insumos y los productores. "Con el tiempo, vamos a ir bajando la alícuota", aseguró el economista. El sector también se queja por tener que pagar el Impuesto a las Ganancias sin ajuste por inflación. Como los actuales gobernantes desecharon por completo esta posibilidad, ahora les llegó el turno a los candidatos. Sin embargo, no todos los candidatos consideran que debe existir indexación.

La fórmula Menem-Romero propone la reducción general de la alícuota de 35 a 30% pero no está de acuerdo con el ajuste. Por el caso particular del año pasado, en que los productores vieron incrementado el valor de sus tenencias producto de la devaluación y de la suba de precios a nivel internacional, Estévez precisó que se está analizando

Temas en esta nota