Primera protesta de la producción

Se realizó ayer el primero de los tractorazos propuestos por FAA dentro del plan de protestas que anunció debido a la falta de respuestas del gobierno.

Por
23deAbrilde2003a las08:16

Se realizó ayer el primero de los tractorazos propuestos por Federación Agraria Argentina (FAA) dentro del plan de protestas que anunció debido a «la falta de respuestas del gobierno» al reclamo impositivo del campo. La entidad que preside Eduardo Buzzi anunció que realizará «un tractorazo por día» frente a las delegaciones de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) del interior y las sedes del Banco de la Nación Argentina.

Mientras la dirigencia agropecuaria se reunió ayer a la tarde con el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Haroldo Lebed, para analizar la situación ante la negativa de Economía de ajustar por inflación el Impuesto a las Ganancias, Federación Agraria se adelantó al resto de las entidades y resolvió «exteriorizar su protesta».

En un comunicado, los agricultores anunciaron «tractorazos diarios» en las sedes de la AFIP ubicadas en Gualeguaychú y Concordia, en Entre Ríos, y en la ciudad pampeana de General Pico, como parte de un plan que se extenderá a otras ciudades del interior del país.

• Ajustes

La medida se resolvió «por la falta de respuestas del gobierno nacional a sus demandas de ajuste por existencia del Impuesto a las Ganancias, por el IVA discriminatorio y por el endeudamiento sectorial con el Banco de la Nación», indicó la combativa entidad que preside Buzzi, un dirigente que durante los últimos años operó junto a Elisa Carrió un proyecto de ley que promovía la expropiación de las tierras a los extranjeros o al menos intentaba impedir la venta de tierras a capitales externos.

«La decisión de concretar tal advertencia está dirigida no sólo a las actuales autoridades, sino también a poner en el tablero político que el tema merece especial atención de los futuros gobernantes», expresó la FAA en un mensaje dirigido a la próxima administración nacional.

En ese sentido, pidieron al próximo presidente que «advierta que el campo ha perdido la paciencia y, si no media alguna solución inmediata, heredará un serio conflicto con el sector que mayores aportes ha entregado al país». Se refieren al aporte por retenciones que vuelcan $ 6.000/$ 6.400 millones anuales por impuesto a las exportaciones.

«Sin embargo, esto no le alcanzó al gobierno de Eduardo Duhalde, que, tras aplicar las retenciones a la exportación, imprimió mayor presión tributaria sobre el sector y no atendió sus reclamos y propuestas respecto del endeudamiento de los productores», criticó la entidad.

Temas en esta nota