Sobra y falta agua para el trigo

La recarga óptima de los perfiles se da en el centro este de Córdoba

Por
17deMayode2003a las08:12

¿Cómo van a llegar los perfiles de humedad del suelo al momento de la siembra de trigo? Todo depende de la región de que se trate, contesta Germán Heizenknecht, analista de la Consultora de Climatología Aplicada.

En primer término, la situación actual es que los suelos en el norte de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos se encuentran muy sobrecargados de humedad, tendiendo a excesos. En cambio, más hacia el oeste, llegando a la zona central de Córdoba, la situación es óptima. Por el contrario, en el sudoeste bonaerense y La Pampa, la situación tiende a ser deficitaria, por falta de lluvias.

El segundo punto es cómo evolucionarán estas situaciones de aquí al momento de la siembra del cereal. “La disponibilidad de humedad atmosférica sobre la zona este pampeana va a ser muy buena, con lo cual los habituales sistemas frontales que van a pasar generarán lluvias con probabilidad de 70%, es decir, algo por encima de lo normal. La conclusión es que la zona más recargada va a recibir la lluvia que tiene que recibir y algo más, lo cual generaría un escenario de excesos”, anticipa Heizenknecht.

Considerando los tres escenarios posibles -esto es, lluvias por debajo de lo normal, lluvias normales o lluvias excesivas-, en la región del norte de Buenos Aires, sur de Santa Fe y Entre Ríos, bajo cualquiera de estas tres situaciones, los suelos llegarán en condiciones de excesiva humedad.

En tanto, la región de La Pampa, oeste de Córdoba y San Luis sufriría un déficit de humedad en sus perfiles edáficos, mientras que la región del sudoeste bonaerense podría recomponerse si se producen lluvias normales de aquí a ese momento.

Córdoba, la óptima

La mejor situación se da en el centro este de la provincia mediterránea, donde cualquiera de los escenarios dan la mejor situación para la siembra del trigo. De hecho, el ingeniero Axel Von Martini, de la EEA INTA Manfredi, señaló a Infochacra que el ánimo de los productores para con la siembra del trigo es muy bueno debido a la buena disponibilidad hídrica. Los actuales 180 a 200 mm que tienen como reserva les marca un piso a los rendimientos del cultivo. Muy similar fue la apreciación que hizo Fernando Gazzoni, productor y acopiador en Montecristo, 50 km al norte de la capital cordobesa.

Lógicamente, la decisión final tendrá que ver con el precio del cereal, de los insumos, la necesidad de rotación y la estabilidad que pueda avizorarse sobre las variables de la macroeconomía.

Temas en esta nota