El trigo viene con paraguas

La buena cantidad de humedad que aportaron las bienvenidas lluvias de comienzos del otoño permitió arrancar con buen pie la siembra de trigo en la provincia.

30deMayode2003a las08:43

Alejandro Rollán De nuestra Redacción
arollan@lavozdelinterior.com.ar

La buena cantidad de humedad que aportaron las bienvenidas lluvias de comienzos del otoño permitió arrancar con buen pie la siembra de trigo en la provincia. A estas condiciones climáticas favorables en el inicio del ciclo, el cultivo también contará en su paquete 2003/2004 con una novedad: la intervención del Gobierno de la Provincia a través un plan piloto de seguro multirriesgo.

La herramienta –que por primera vez en el país se fomenta desde un estado provincial– sale a la cancha con una oferta que incluye una cobertura “piloto” para 100 mil hectáreas distribuidas en la mayor cantidad de productores de los departamentos Marcos Juárez, Unión, Juárez Celman, General Roca, con la posibilidad de incorporar en los próximos días a cuatro jurisdicciones más, entre las que figuran Río Cuarto y San Martín.

La inversión a asegurar son 300 pesos por hectárea, valor que se ha tomado como costo de siembra para la presente campaña. En su participación, la Provincia se compromete a subsidiar el 30 por ciento del costo del seguro que tendrá un valor total de entre 18 pesos (mínimo) y un techo de 24 pesos (máximo) por hectárea.

El broker de seguros de la Provincia (Asecor) y el trío de aseguradoras que tendrán a cargo la puesta en marcha del seguro (Sancor, La Segunda y La Buenos Aires) definirán en los próximos días la letra chica del proyecto y el valor exacto del costo de la cobertura, que rondará entre el seis y el ocho por ciento del monto asegurado.

La seguidilla de tormentas de granizo que soportó en las últimas cuatro campañas la zona triguera núcleo en la provincia, abonada por el vuelco de plantas y por la presencia de enfermedades fúngicas, hizo que la adopción de seguros se masificara.

Al momento de definir el plan de producción, el seguro aparece como un insumo más dentro de la matriz de costos. Esta es una regla de oro que aplican, casi a rajatabla, las cooperativas agrícolas que operan en la zona.

“Es una práctica que está generalizada, al menos dentro de los asociados a la cooperativa, cuando se definen los números para el cultivo”, explicó Matías Aparicio, asesor técnico de la Cooperativa La Unión, de Justiniano Posse.

La estrategia de cobertura permite también flexibilizar los términos de las negociaciones entre productores y proveedores de insumos. “Se consigue bajar la tasa de interés que se paga a los vendedores de agroquímicos, porque ellos tienen la seguridad de que al estar cubiertos los costos de producción van a cobrar”, resaltó el ministro de la Producción, Juan Schiaretti, durante el lanzamiento del programa en Leones.

Operatoria oficial

El plan “piloto” para el trigo estará disponible a mediados de junio. Los productores interesados podrán recabar información en la sucursal del Banco de Córdoba más próxima, entidades agropecuarias o cooperativas, según explicó el secretario de Agricultura Gumersindo Alonso.

“A mediados de junio van a estar los números definidos y ya se podrá consultar por la operatoria. El objetivo es que comience a funcionar a pleno en julio, mes en que se comienza a consolidar el trigo ya nacido”, precisó Alonso a La Voz del Campo.

La cantidad de hectáreas disponible por productor se definirá en función de la demanda. “Buscaremos que llegue la la mayor cantidad de interesados”, sostuvo el secretario.

A diferencia de otras coberturas multirriesgo que permiten incrementar el monto asegurado a medida que avanza el desarrollo del cultivo, el modelo oficial sólo asegura hasta 300 pesos por hectárea.

Para la siembra actual, algunas cooperativas están tomando seguros para sus asociados contr

Temas en esta nota