Ya se sembró casi el 15 % del trigo de la próxima campaña

Se proyecta cubrir una superficie de 6,2 millones de hectáreas en todo el país. De esa manera se superará el período anterior cuando el total fue de 6 millones.

12deJuniode2003a las08:35

Se proyecta cubrir una superficie de 6,2 millones de hectáreas en todo el país. De esa manera se superará el período anterior cuando el total fue de 6 millones. Las condiciones climáticas vienen ayudando. El tiempo para la incorporación de las variedades de ciclo largo (más productivas), en tanto, estaría llegando al límite.

La siembra del trigo de este ciclo en la región pampeana comenzó a generalizarse, y al 7 de este mes se llevaba implantado el 14,8 por ciento de la superficie inicialmente estimada para la campaña 2003/2004, de acuerdo con el último relevamiento difundido por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

La entidad cerealera subraya en su reporte semanal que el área a cubrir con el cereal nuevo se proyecta que se ubicará en los 6,2 millones de hectáreas en todo el país, superando levemente el hectareaje afectado con el grano durante el ciclo previo, cuando se sembraron 6 millones de hectáreas.

Asimismo, el reporte destaca que se detectó un ritmo interesante en las coberturas realizadas en el este, centro y norte de Córdoba y en el centro sur de Santa Fe. El clima seco favorece la implantación con buenas condiciones edáficas para su realización, contando además con adecuadas reservas para desarrollar las primeras fases evolutivas, explica el informe. Contrariamente, excesos hídricos superficiales demoran el inicio de la campaña en el centro norte de Santa Fe y alcanzan un mayor ritmo en el extremo norte provincial. Además, aisladamente comenzó a sembrarse en el norte, en el sudeste y sudoeste de Buenos Aires, en ésta última sólo en aquellas áreas áreas que cuentan con humedad superficial, mientras que en las provincias norteñas el progreso de la implantación alcanza al 30 por ciento del hectareaje regional previsto.

ACLARACIÓN.

 Si bien por el momento las informaciones permiten aventurar una proyección de siembra adicional en 200 mil hectáreas con relación a la temporada precedente, la entidad cerealera salió a aclarar algunos aspectos referente a esta intención de implante. En ese contexto, se precisa que en primer lugar y desde el punto de la humedad de los suelos, persisten excesos en las áreas donde llovió intensamente durante abril último, con epicentro en el centro norte de Santa Fe y algunas zonas de Entre Ríos. Esta situación plantea un escenario bajista en las siembras, a lo que se suman también los rindes regulares obtenidos en las últimas campañas, por el efecto de las enfermedades en simientes de ciclo intermedio y corto. El tiempo para la incorporación de las variedades de ciclo largo (más productivas), en tanto, estaría llegando al límite, según el relevamiento privado.

Por otro lado, agrega que las deficiencias en el sudoeste de Buenos Aires y en La Pampa continúan, ya que para estas regiones se prevé que el área cultivada crecerá aunque moderadamente, siempre y cuando se recuperen los niveles de agua superficiales. En caso contrario, la superficie sembrada alcanzaría un nivel similar o quizás menor al de la campaña anterior.

La estimación actual conlleva además la presunción de un aumento del 5 por ciento en la zona de Tres Arroyos e incrementos mayores en la región de mar y sierras. Sobre este supuesto, según la entidad cerealera, se fundamenta el aumento de la superficie de trigo pan para la presente campaña. Subraya, sin embargo, que en función del último relevamiento realizado, esos datos deben considerarse como “provisional”, ya que persiste en el sector respecto de este cereal, algo que prevalece acerca del interés por ampliar la superficie de cebada cervecera en el sudeste y sudoeste bonaerense y por la soja y el maíz en la zona central de la región pampeana, finaliza el rel

Temas en esta nota