Con Lavagna, en una nueva etapa

Las entidades del campo volverán a verse las caras hoy con el ministro de Economía, Roberto Lavagna, con quien tuvieron un fuerte encontronazo en la semana previa a las elecciones.

Por
20deJuniode2003a las08:43

cpetroli@lavozdelinterior.com.ar


Las entidades del campo volverán a verse las caras hoy con el ministro de Economía, Roberto Lavagna, con quien tuvieron un fuerte encontronazo en la semana previa a las elecciones. La carga impositiva sobre el sector y la negativa de habilitar un ajuste por inflación para liquidar el impuesto a las ganancias de 2002 fue el principal muro que se interpuso entre los productores y Lavagna.

Pero ahora, las organizaciones del campo tienen perfectamente en cuenta que el mismo ministro con el cual se enfrentaron hace un par de meses, ahora integra un nuevo equipo de gobierno y es tiempo de restablecer el diálogo. El encuentro, agendado para hoy a las 9.30, se produce justamente en la semana en la cual el gobierno (con Lavagna como vocero) anunció un mini-plan que ya figuraba en la plataforma de Néstor Kirchner: un menú de medidas para combatir la evasión y mejorar la recaudación fiscal, más allá de lo que ya han mejorado los números por efecto del “impuesto inflacionario”.

Los principales dirigentes de las entidades rurales concretaron ayer un cónclave para poner sobre la mesa los temas que al sector interesa hablar con el ministro. “Todos coinciden en que será una reunión para escuchar al ministro”, dijo una fuente del sector en tono dialoguista. Dentro de este enfoque, la reunión será con agenda abierta pero con la posibilidad de que surja algún anuncio concreto. Por ejemplo, que se convalide la creación formal de una mesa agropecuaria nacional que tendría al ministro de Economía como interlocutor directo del campo.

Una lectura que se hizo en la reunión es que, en general, el campo saldrá a apoyar el plan antievasión, porque esto de alguna manera implicará curarse en salud: si mejoran los indicadores de la recaudación por efecto de un mayor cumplimiento fiscal por parte de los distintos sectores de la economía, el agro podría tener un mayor hándicap para pedirle al Gobierno que descomprima la presión sobre los productores y, tal vez, pensar incluso en una gradual reducción de las retenciones. O un cambio en esta dirección, como también está escrito en la plataforma preelectoral.

Con relación al plan antievasión, Coninagro anunció su apoyo, pero por la misma cuerda solicitó que las retenciones a la exportación puedan ser computadas en el futuro a cuenta de ganancias.

Esta medida, entiende la entidad cooperativa, contribuiría al blanqueo impositivo, aseguraría al fisco la recaudación buscada, y aumentaría la masa de aportantes a las arcas del Estado. “Pero especialmente quedaría demostrado que el Estado contempla también el esfuerzo de los productores, los que contribuyen día a día con su trabajo al engrandecimiento de nuestro sector”, subrayó.

Coninagro también opina que las medidas anunciadas tendrán éxito si van acompañadas de sistemáticas tareas de control con personal idóneo que asuma la fiscalización.

Temas en esta nota