La soja frente al desafío de la sustentabilidad

Aacrea y Aapresid organizan un congresoTécnicos y productores analizarán las implicancias de la expansión del cultivo en MundoSoja 2003 Rotación y problemas sanitarios, eje de discusiones

Por
21deJuniode2003a las08:14

La producción argentina de granos aumentó casi un 70 por ciento en la última década, incrementándose de 41 millones de toneladas, a principios de los años 90, hasta superar los 70 millones de toneladas, en la última campaña. En el mismo período la producción de soja se incrementó en un 200%, gracias al sostenido aumento tanto en la superficie como en los rendimientos del cultivo.

 

El proceso de "agriculturalización" que se dio en nuestro país, puede verse como un proceso de "sojización", si se tiene en cuenta que el porcentaje sembrado con la oleaginosa pasó de un 33% en la campaña 91/92 a más del 50% en el último ciclo agrícola.

 

El "boom" de la soja es un hecho que nadie puede cuestionar. "El cultivo es palanca de crecimiento, contribuyendo a la expansión de la frontera agrícola en zonas marginales, al control de malezas, a la valorización de tierras, a la expansión de tecnologías (siembra directa) y a mejorar el resultado económico de las empresas", señala el ingeniero Emilio Satorre, profesor de la cátedra de Cereacultura de la Universidad de Buenos Aires. "La soja, con su tecnología actual, hizo viable a empresas agropecuarias medianas y chicas, cuya escala las hacía inviables en su actividad tradicional."

 

Sin embargo, tanto técnicos como productores se preguntan hasta dónde llegará este crecimiento. Los técnicos aseguran que no sólo es posible mantener estos niveles productivos sino que, con prácticas de manejo adecuadas sería factible aumentarlas. Pero también advierten que el cultivo está amenazado por riesgos que pasan desde la creciente tendencia al monocultivo, hasta la aparición de nuevas plagas, malezas y enfermedades.

 

Después del algodón, la soja es el cultivo extensivo que mayor número de tratamientos de insecticidas requiere. Ante la falta de control oportuno, infestaciones de chinches llegaron a provocar la pérdida total de numerosos lotes en amplias zonas, durante las últimas dos campañas.

 

Por el lado de las enfermedades, las pérdidas promedio estimadas en la actualidad para las principales enfermedades son de aproximadamente el 8 al 10 por ciento de la producción, que significan aproximadamente entre 450 y 560 millones de dólares anuales, sin considerar los efectos indirectos.

 

Los expertos advierten que este al

Temas en esta nota