Avance de la campaña triguera 2003-2004

Segunda Parte

Por
04deJuliode2003a las12:59

A esta altura de la nueva campaña gran parte de la intención de siembra se ha concretado. En áreas donde las reservas resultan insuficientes, cabe preguntarse si la expectativa de siembra se concretará en este mes. En áreas con reservas muy altas la incertidumbre es inversa: allí cabe analizar si los excesos actuales

se prolongarán por mucho tiempo más.

En la primera parte de este informe destacábamos la situación bipolar que presenta el estado de las reservas en la región pampeana, con almacenajes muy altos al este y muy bajos al oeste. El estado actual de las reservas para el trigo se puede ver en el mapa de la figura 1. A continuación describiremos las condiciones climáticas que derivaron en esta distribución de las reservas y lo que podemos esperar en el mes que se inicia.

Figura 1

Las lluvias del mes de junio fueron escasas en la mayor parte de la región pampeana. Esto es natural al oeste de la misma, sobre todo en la provincia de Córdoba, donde en los meses de invierno las precipitaciones son prácticamente nulas. Donde las precipitaciones de otoño fueron adecuadas, generando buenas reservas iniciales, el estado actual de las reservas es adecuado u óptimo. Estamos hablando de la mitad este de la provincia de Córdoba, del centro y sur de Santa Fe, del noroeste de Buenos Aires y parte del noreste de La Pampa.

En cambio, en el sudeste de La Pampa y sudoeste de Buenos Aires, la oferta de lluvias vienen siendo escasa desde hace varios meses, con lo cual esta área entró en la “estación seca” con escasos niveles de humedad en el suelo y reducidas posibilidades de obtener la lluvia necesaria para revertir el déficit. Dentro de esta amplia zona, de gran importancia en la producción total de trigo, se necesitarían durante el mes de julio entre 20 y 70 milímetros, dependiendo de la localidad y de la tecnología aplicada en cada lote. Con excepción de la zona de Bahía Blanca y Tres Arroyos, donde aún en invierno el régimen de lluvias no decae, la probabilidad estadística de recibir las lluvias necesarias en esta zona es baja.

Sobre el este de la provincia de Buenos Aires las lluvias fueron abundantes, como se anunció en el informe del 09/06/03. Actualmente esta región posee reservas demasiado altas, con excesos generados por las lluvias, complicando las áreas adyacentes al último tramo del salado bonaerense. Las reservas muestran una rápida disminución desde la zona de Balcarce hacia el partido de Tres Arroyos.

En la provincia de Entre Ríos las lluvias fueron abundantes al este, lo cual también se había previsto, y menores al oeste. En la zona triguera principal (sudoeste) las reservas son adecuadas, con algún pequeño déficit en la capa superficial en el departamento de Diamante, que quedará solucionado con las lluvias actuales.

En resumen, la situación actual en la región pampeana es en general favorable para el arranque de la fina. En el sudoeste de la región no es muy probable que se alcancen durante el mes de julio los valores de lluvia deseados para alcanzar reservas óptimas, pero sí es posible que los almacenajes lleguen a niveles regulares, que podrán ascender a ade

Temas en esta nota

    Load More