Australia y la Argentina deben unirse contra los subsidios

El funcionario abogó por fortalecer el grupo Cairns ante las negociaciones de la OMCDijo que la coalición debe exigir una reforma ambiciosa del comercio agrícola Explicó la estrategia de su gobierno con el sector privado Apoyo a la investigación

Por
12deJuliode2003a las08:29

Numerosos observadores han tomado a Australia como un ejemplo de lo que pudo haber sido la Argentina si hubiera tomado un rumbo diferente.

 

Ambos países están ubicados en el hemisferio sur, alejados de los principales mercados consumidores, y tienen una fuerte base agropecuaria.

 

Sin embargo, las realidades de uno y otro son diferentes. Alcanza con tener en cuenta que Australia, con 19,6 millones de habitantes, tiene un producto bruto interno (PBI)de 375.000 millones de dólares, mientras que la Argentina, con 36 millones de personas, exhibe un PBI que sólo ronda los US$ 100.000 millones.

 

La visita de cualquier personalidad destacada de Australia es una buena oportunidad para conocer un poco más acerca de las políticas que se adoptan allí. Recientemente estuvo en el país el ministro de Agricultura, Warren Truss, como parte de una gira que también alcanzó Brasil y Uruguay.

 

Durante su estada visitó la cabaña San Patricio Este, dio una conferencia en la Sociedad Rural Argentina (SRA), firmó una serie de acuerdos con el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Miguel Campos, y promovió en Buenos Aires el mundial de Rugby que se realizará en Australia en octubre próximo.

 

En una entrevista con LA NACION, Truss explicó que, para Australia, los productores son considerados como empresarios a quienes hay que ofrecerles un ambiente de negocios competitivo.

 

"Tenemos predisposición filosófica hacia el gobierno pequeño y preferimos la facilitación a la asistencia a las empresas. Alentamos a las empresas a innovar y a adoptar ideas nuevas", señaló. "Nuestra responsabilidad es mantener un ambiente de negocios previsible", añadió Truss.

 

La otra parte de la estrategia australiana consiste en fortalecer la relación entre el Estado y el sector privado para incrementar las exportaciones agroalimentarias.

 

Temas en esta nota

    Load More