Agenda con urgencias

La semana posterior al acto central de la Rural de Palermo deparó –esta vez sí– una visita del Presidente Néstor Kirchner a la muestra, en un gesto que ayudó a desactivar un frente de conflicto adicional a los reclamos del campo.

Por
08deAgostode2003a las09:00

Por Carlos Petroli De nuestra Redacción

La semana posterior al acto central de la Rural de Palermo deparó –esta vez sí– una visita del Presidente Néstor Kirchner a la muestra, en un gesto que ayudó a desactivar un frente de conflicto adicional a los reclamos del campo. En la tradicional tribuna, el sábado, no hubo anuncios pero sí definiciones de uno y otro lado: desde el Gobierno las distintas señales estuvieron enfocadas a calmar la ansiedad que existe en el sector con relación a una próximo cronograma de reducción de las retenciones a las exportaciones, entre otras medidas impositivas. Luciano Miguens, titular de la SRA planteó que por delante esperan una reforma del sistema tributario y del sistema financiero y, obviamente, el paulatino recorte de los derechos de exportación si se pretende mantener al complejo agroalimentario dentro de andariveles competitivos.

Pero en el “pos Palermo” esta semana se produjeron importantes reuniones para avanzar en la agenda definida el mes pasado con el ministro de Economía. Y en algunos puntos, como el IVA, las entidades del sector avizoran avances (ver información en página 7).

Ayer, en tanto, las entidades rurales fueron recibidas en el Congreso por el vicepresidente Daniel Scioli, junto a los integrantes de la Comisión de Agricultura del Senado de la Nación, donde también surgieron apoyos para avanzar en puntos tales como una reforma tributaria integral, reformulación del IVA que se aplica al comercio de granos e insumos, reforma del Senasa, restitución del Instituto Nacional de Semillas y los cambios en la fijación de los precios de los granos de exportación.

Los senadores, además, coincidieron en que el no haber dado solución oportuna al impuesto a las ganancias, y la avalancha de juicios que esto generó a favor de los productores (para permitirles el pago del impuesto con ajuste por inflación) generará graves perjuicios al Estado.

Tambos en guardia

El miércoles, la mesa de productores lecheros de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa comunicó que las relaciones con la industria están una vez más al borde de la ruptura, dado que las usinas, ante previsiones de sobreoferta de leche, “tomaron decisiones unilaterales” y comunicaron a sus proveedores primarios reducciones de precios para la materia prima entregada a partir de los meses de julio y agosto.

Después de un encuentro con el coordinador de la Mesa Nacional de Política Lechera, Juan Linari, representantes del Centro de la Industria Lechera (CIL) y la secretaria de Defensa de la Competencia, Patricia Vaca Narvaja, decidieron convocar a asambleas de productores en las distintas regiones para analizar los pasos futuros. En los próximos 10 días podría definirse una medida de fuerza, en caso de que la industria no dé marcha atrás con su decisión. Los productores aseguran que se terminó el noviazgo de un año y medio con la industria, a la que hacen responsable de salirse de un marco de concertación.

Temas en esta nota