Los mexicanos buscan leche, cueros y plásticos

Hay un creciente fenómeno en México bautizado la "nueva diplomacia comercial".

Por
26deAgostode2003a las10:50

Hay un creciente fenómeno en México bautizado la "nueva diplomacia comercial". Está a cargo de los gobernadores que salen al mundo a amarrar negocios para sus respectivos estados. El caso de Arturo Montiel Rojas, gobernador del superpoblado Estado de México, que bordea al Distrito Federal, es quizás el más emblemático. En su país se comenta que "tiene más viajes" hechos que el presidente Vicente Fox.

Rojas estuvo en Argentina la semana pasada con una importante comitiva de empresarios mexiquenses interesados en los cueros, plásticos, aceites y leche en polvo de Argentina.

En México se dice de Montiel que es uno de los posibles postulantes a la próxima carrera presidencial por el Partido Revolucionario Institucional. En su segunda visita al país, siguió la meticulosa agenda plasmada por la embajadora mexicana, Rosario Green. Mantuvo una serie de encuentros, entre ellos uno con el presidente Néstor Kirchner. También se entrevistó con empresarios, como Paolo Rocca, de Techint, la mayor de las 424 empresas argentinas radicadas en México. Aquí, parte de su diálogo con Clarín.

—¿Qué ventajas ofrece la Argentina hoy para México, además de una mano de obra más barata?

—De mercado, fundamentalmente. La mano de obra más barata es importante, pero también hay otros factores fundamentales, como la posibilidad de producir aquí, y desde aquí, atender a otros países.

—¿Qué sectores le interesan?

—Cueros, sobre todo la fabricación de zapatos. También plásticos y nuevos productos agrícolas, como la soja. Y para el estado de México, especialmente los aceites, semillas de soja, vinos, aceros, lana, leche.

—¿Cómo definiría las relaciones entre los dos países?

—No se imagina el ánimo de los empresarios por invertir aquí. Yo creo que es un momento muy propicio. Pero, con todo respeto, Argentina está en una etapa política que tendrá que asentarse... llegar a su nivel. Aquí viven muchos seres humanos que tienen su necesidad de trabajo, de elevar su nivel de vida.

—¿Por qué cree que se ha dilatado el acuerdo de libre comercio que Argentina y México buscan firmar?

—Lo que falta es confianza. El día que nos sentemos a la mesa a hablarnos con la ver dad, habrá confianza para poder negociar. Hablo de la confianza. En un tratado de libre comercio nos beneficiemos todos.

—¿El acuerdo acercaría a México al Mercosur y a la Argentina al mercado de EE.UU.?

—Sí. Cuando estuvimos aquí hace un año y medio dijimos a los inversionistas argentinos que también podían utilizar las ventajas que ofrecemos. Argentina podría hacer parte de un producto y México darle el acabado final para que ese producto entre a Estados Unidos con los beneficios del NAFTA.

Temas en esta nota