Beneficios de un sistema mixto

Trossero aconsejó la remoción de residuos de material orgánico, compactación del suelo por pisoteo de animales, dinámica y manejo del agua y el ciclado de nutrientes

Por
02deSeptiembrede2003a las09:13

La implementación de la siembra directa a gran escala con un mensaje técnico de incompatibilidad de su implementación con la ganadería de producción de carne tiene que ser revisada dados los grandes beneficios que un agroecosistema mixto tiene en pro de mantener un sistema de producción estable, flexible, sustentable en el tiempo y que tenga en cuenta los recursos naturales principalmente el suelo, sostuvo Telmo Trossero (Aapresid).

Trossero, quien compartió uno de los paneles sobre rotación con Rogelio Fogante (Aapresid), Joao Carlos de Moraes Sa (Universidad Ponta Grossa, Brasil), Dirceu Gassen (Cooplanto, Brasil), Juan Annone (Inta, Pergamino) y Martín Ambrogio (Aapresid), afirmó que un sistema de siembra directa estabilizado integrado de agricultura con cultivos de renta en rotación, donde el cultivo de maíz interviene en una proporción cercana al 50 por ciento del área ocupada por la agricultura, intercalando cultivos llamados verdeos con la finalidad de aprovechar los recursos del ambiente en forma más eficiente, donde un porcentaje cercano al 15 ó 20 por ciento sea ocupado por praderas de base alfalfa en rotación, donde el aprovechamiento se realiza mediante pastoreo directo por bovinos de cría tanto del forraje como de los rastrojos, "es totalmente viable, estable y sustentable en el tiempo, manteniendo al mismo tiempo una mayor biodiversidad que los sistemas agrícolas puros".

Para lograr esto, Trossero aseguró que son necesarios algunos pasos como la remoción de residuos de material orgánico de la superficie, la compactación del suelo por pisoteo de los animales, la dinámica y el manejo del agua y el ciclado de nutrientes.

Temas en esta nota