Se espera volatilidad en el mercado por informe mensual

El viernes próximo, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) dará a conocer las cifras de la campaña de ese país. Resultan ya lejanos los volúmenes anunciados por dicho organismo dos meses atrás.

08deSeptiembrede2003a las08:20

Por Ricardo Baccarín
columnista de Ámbito Financiero


El viernes próximo, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) dará a conocer las cifras de la campaña de ese país. Resultan ya lejanos los volúmenes anunciados por dicho organismo dos meses atrás. Las proyecciones difundidas por Sparks el último viernes dan cuenta de una cosecha de 75 millones de soja y una de 252,25 millones de maíz. La semana pasada, abreviada en los EE.UU., por el feriado del Día del Trabajo, marcó psicológicamente el final del verano boreal y las expectativas que genera el informe del 12 crecen con los días. En este contexto, se descuenta un período de fuerte volatilidad en los mercados de futuros de granos en los próximos 10 días. Las lluvias del fin de semana largo trajeron alivio a los cultivos de soja, con milimetrajes bastante por encima de lo esperado y con buena cobertura en general. Se reportaron lluvias de entre 35 a 100 milímetros y prácticamente las dos terceras partes del «corn belt» recibieron algún monto de precipitación durante el largo feriado estadounidense, permitiendo que la sequía de los últimos dos meses prácticamente desapareciera en dos días. Lo que cabe ahora analizar es si no llegaron un poco tarde. De esto dará cuenta el próximo informe de cosecha.

El USDA volvió a confirmar un nuevo deterioro en los cultivos de verano de los EE.UU. La soja «buena a excelente» alcanza 45%, contra 48% de la semana anterior y 46% de 2002. El maíz en ese estado llegaba a 46%, contra 50% de la semana anterior y 41% de 2002. Esta es la novena semana consecutiva en la que se informan desmejoras en las cosechas, aunque las lluvias del fin de semana generaron un cambio en la psicología del mercado que no le permitió acusar a pleno el negativo informe del estado de los cultivos. El maíz maduro alcanza 13% y 7% de los cultivos de soja se encuentra en su última etapa, perdiendo hojas. El trigo de primavera cosechado alcanza a 93%, contra 82% de la semana anterior.

En tanto, sólo una helada tardía o problemas serios de calidad sobre el final de la campaña, podrán evitar una exitosa cosecha de trigo en Australia. De acuerdo a especialistas, la cosecha cuenta con un potencial productivo de hasta 27,7 millones de toneladas, lo que señala un marcado contraste con la campaña anterior, en la que se produjeron solamente 9,4 millones de toneladas. Esta cifra le permitirá al país retornar holgadamente a los canales de venta externa durante el presente ciclo.

Por otro lado, Brasil, nuestro principal cliente triguero, se encuentra en plena tarea de recolección de su propia cosecha. Se registraron algunas heladas en Paraná, aunque comentan que el daño resultará mínimo. La recolección en aquel estado ya alcanza 7% del área total y se espera allí una producción de 2,7 mill/t, 60% superior a la de la campaña anterior. El segundo Estado en importancia, el de Rio Grande do Sul, también evidenció algunas ligeras heladas, sin muchas consecuencias en la producción y se estima un resultado final de 2,1 mill/t. La producción total brasileña alcanzaría en esta campaña los 5,3 mill/t, 80% por encima de la del ciclo 2002/03 que apenas superó los 2,9 millones. Las disponibilidades europeas, canadienses y norteamericanas, aunque escasas en general, van entrando en el mercado por lo que no se descarta algún grado de oferta estacional en la plaza internacional.

En nuestro país, según datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, resta solamente 0,5% por implantar. Según la entidad, la falta de agua ha deteriorado la condición de los cultivos implantados en Chaco y en algunas zonas de Tucumán, tornándose asimismo delicada l

Temas en esta nota