Se abre con grandes reparos la reunión mundial del comercio

Países del Norte y el Sur discuten sobre subsidios agrícolas.

Por
10deSeptiembrede2003a las08:38

CANCUN.- La Organización Mun- dial del Comercio (OMC) se reúne a partir de hoy para analizar el ritmo de las negociaciones para liberalizar los intercambios, sin que las aguas cristalinas de este balneario mexicano consigan hacer olvidar el ambiente sombrío entre los 146 países miembros y la disputa encarnizada entre los del Norte y los del Sur.

Las naciones en vías de desarrollo y las más pobres han unido fuerzas para lanzar una señal clara a sus socios ricos: sin el fin de los subsidios agrícolas, tanto en la exportación como en los mercados internos, no se podrá hablar de nada más en la conferencia ministerial de Cancún -que en lengua maya significa nido de víboras-, ni después.

Asiste Bielsa

La Argentina sólo envió un ministro a la cumbre de la OMC, a diferencia de lo sucedido en la de 2001 en Doha, Qatar. Se trata del canciller Rafael Bielsa. No asistirá el ministro de Economía, Roberto Lavagna, ante las complicaciones surgidas en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los ministros reunidos en la cumbre tienen cinco días para sacar adelante una declaración final que ratifique la ambición que se plantearon en Doha: reducir de nuevo los aranceles a la importación y los obstáculos al comercio mundial, cuyo volumen aumentó sólo el 2,5% el año pasado, como reflejo de la incertidumbre generada por los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Las 980 organizaciones no gubernamentales (ONG) acreditadas oficialmente ante la OMC ya empezaron sus movilizaciones de forma pacífica, incluso Greenpeace ancló su barco en las aguas de Cancún, pero la primera prueba de fuego para los miles de policías desplegados será la marcha de hoy, en la que se esperan 15.000 personas, entre ellas los campesinos zapatistas.

En Doha, en 2001, los miembros de la OMC acordaron "reducciones de todas las formas de subvenciones a la exportación (agrícola), con miras a su remoción progresiva", así como "reducciones sustanciales de la ayuda interna" en el sector. Esa promesa no se concreta y la alianza negociadora de Estados Unidos con la Unión Europea, anunciada el mes pasado, sólo se ha traducido en una propuesta vaga, sin fechas ni montos precisos.

Propuesta europea

El comisario europeo de Comercio, Pascal Lamy, reiteró que está dispuesto a reducir subvenciones. "Por supuesto que no estamos dispuestos a hacer esto unilateralmente. Necesitamos que otro gran elefante (Estados Unidos) haga lo mismo", indicó.

El Grupo de Cairns, en el que están representados 17 grandes exportadores agropecuarios como la Argentina, Brasil y Australia, ya reiteró que no está dispuesto a sentarse a negociar si antes no se soluciona el tema agrícola. La fecha tope oficial para la llamada Ronda de Doha es enero de 2005.

Agencias EFE, Reuters y DyN

Temas en esta nota