Aumentó la venta de maquinarias agrícolas

Demanda creciente

Por
25deSeptiembrede2003a las08:06

El sector sojero y, en menor medida, los cañeros, renovaron este año la tecnología que usan en el campo.

Los vendedores de maquinarias agrícolas de esta provincia se beneficiaron por el buen momento que atraviesa este año el sector rural. Los productores sojeros y, en menor medida, los cañeros lideraron las compras de tecnología para el campo, lo que posibilitó que en algunos casos se duplicara la comercialización de maquinarias en Tucumán este año respecto de 2002, según empresarios del rubro.

“Vendimos el doble que el año pasado en lo que se refiere a maquinarias que tienen precios en dólares, aunque no tanto las que tienen valor en pesos”, dijo a LA GACETA Renzo Ferro, de la firma Tecnoagro. “Hay una reactivación respecto de 2002, que a mi entender no fue muy bueno, dado que sólo se trabajó en el segundo semestre”, recordó. En la primera parte del año hubo gran incertidumbre entre los ruralistas por la marcha de la economía, que luego se disipó en favor de las actividades exportadoras.

Luis Barthaburu, de Campoder, coincidió en que este año hubo una mayor demanda en el mercado, pese a que no se obtuvieron los resultados esperados en la cosecha de soja.

Preparación de suelos

Según Barthaburu, las ventas habituales se efectúan a productores de granos, aunque comentó que este año se notó una reactivación en la demanda de maquinaria por parte de los cañeros. “A los cañeros les vendimos muchos implementos para labores de preparación de suelos, como rastras y cinceles”, destacó. Este fenómeno también fue percibido por Dámaso Benito, de la firma Factor. “Los sojeros y los cañeros fueron los grandes compradores”, observó. “En general -dijo-, lo que más se vendió a los sojeros fueron cosechadoras y tractores. Hubiera sido un boom de ventas de no ser por la sequía que afectó a la soja”, añadió.

Ferro contó que los sojeros compraron principalmente sembradoras, cosechadoras, tractores y pulverizadoras, esenciales para la siembra directa. Los cañeros, en tanto, adquirieron tractores, pulverizadoras, rastras y cinceles. Los comercializadores de tecnología para el campo señalaron que la mayoría de las ventas se realiza de contado efectivo, aunque se concretan operaciones a través del plan canje de cereales, aunque en menor medida del año pasado. Inclusive, hay casos en que se financia parte del bien.

“Hay entusiasmo en la agricultura, especialmente en el sector de granos gruesos, porque esperan que el parate de este año por la sequía no se repita en la próxima campaña”, concluyó Ferro.

CLAVES

Una cosechadora de soja Aco Alis con motor Deutz cuesta 160.000 dólares.

Un tractor Zanello 500 cc, de 200 hp, con rodados duales 18.434, vale 142.700 pesos.

Las cosechadoras para soja Massey Ferguson valen entre 90.000 y 140.000 dólares.

Una rastra Tatu 24, con disco de 26 pulgadas, se vende a 4.600 dólares más IVA.

Los tractores Massey Ferguson tienen un costo de entre 25.000 y 30.000 dólares.

Algunos bancos ofrecen líneas de créditos para la compra de entre un 50% y un 60% del valor de las maquinarias agrícolas, a tres años de plazo, con tasas variables en pesos del 16% al 18% anual.

Temas en esta nota