Y el ternero se deprimió

Esta es la época para vacunar contras esas enfermedades. Dos expertos explicaron a Clarín qué impacto tienen y cómo se las puede prevenir.

Por
25deOctubrede2003a las08:21

Sergio Persoglia
spersoglia@clarin.com

El período entre setiembre y noviembre es el ideal para vacunar a la hacienda contra las neumonías, la enfermedad que muchas veces hace que los terneros parezcan deprimidos y que puede causar estragos en un rodeo. Por eso, Clarín habló con reconocidos veterinarios, que explicaron cuál es la incidencia de la enfermedad y qué precauciones hay que tomar para evitarla.

"En invernadas intensivas con pastoreo rotativo, en las que los animales ganan cerca de un kilo por día, se puede hacer este análisis: desde que empiezan los síntomas de incubación o los clínicos (como las orejas caídas o la inapetencia) hasta que el animal se recupera, pueden pasar 15 o 20 días. O sea, un novillito pierde entre 15 y 20 kilos", dice Javier Margueritte, gerente técnico del laboratorio Biogénesis.

Los criadores siempre han tenido mucho cuidado con las enfermedades clostridiales (Mancha, Gangrena y Enterotoxemia) y acostumbraban prevenir al respecto antes del destete de los ter neros. Pero el imparable avance de la agricultura y de los sistemas de engorde intensivos, ya sea sólo racionando o en encierre total en un feedlot, provocaron un hacinamiento cada vez mayor de los animales.

"Más vacas por hectárea significa más posibilidad de enfermedades virales y bacterianas, entre las que están las neumonías", explica Juan Insaugarat, un veterinario que trabaja fuerte en toda la Cuenca del Salado, desde su base en la ciudad de Saladillo.

Antes, el cuco era la mancha. Hoy, son las neumonías.

"Se mueren muchos animales por este motivo, que es también una de las causas más importantes en la reducción de los niveles de destete en un rodeo. Lo demuestran las necropsias que hacemos", dice Insaugarat.

A la hora de calcular los quebrantos, Margueritte sostiene que "tratar a un novillito de 250 kilos por una neumonía sale entre 11 y 12 pesos y a eso hay que sumarle la mortandad que provoca". Por eso, haciendo una cuenta global, calcula que por estas enfermedades "se pierden 25 pesos en un animal de 250 kilos y entre 10 y 12 en un ternero de destete, mientras que el costo de un plan de inmunización está en el orden de los 2 o 2,5 pesos por cabeza".

El impacto de las neumonías no sólo se ve en los rodeos vacunos para carne, sino también en los de leche, principalmente en las guacheras, donde están los terneros más expuestos.

Para Insaugarat, "hay que tomar conciencia de la necesidad de hacerle un bioacondicionamiento al ternero antes del destete, para inmunizarlo, vaya al sistema que vaya". Y agrega que "hay que darle también un desparasitario al pie de la madre y, contra las neumonías, hacer un refuerzo posterior".

Como dice el refrán, "más vale prevenir que curar". No espere a que sus animales parezcan deprimidos, tengan fiebre, el lomo arqueado, tos, problemas respiratorios, babeen o lagrimeen. Quizás sea demasiado tarde.
 

Temas en esta nota