Gastar menos y ganar más, el objetivo de las tareas poscosecha

Muchas instalaciones de almacenamiento se desarrollaron sin planificación. Los cambios de las estrategias comerciales obligan a adoptar un manejo profesional. Aunque se alcanzan los objetivos de conservación de granos aún se incurren en costos elevados.

Por
15deNoviembrede2003a las09:48

Todos sabemos de la importancia de los granos en la Argentina, sin embargo pocas veces se ha trabajado con seriedad sobre la poscosecha tanto en forma global como en empresas en particular. La falta de planificación llevó a que haya muchas instalaciones de almacenaje que son un verdadero cambalache, resultado de ampliaciones que responden a impulsos y no a planes de crecimiento que contemplen el óptimo funcionamiento de las plantas.

Varias regiones de nuestro país son deficitarias en almacenaje, sobre todo si pretendemos trabajar con Identidad Preservada. Pero más allá del almacenaje hay otros temas de logística -transporte, puertos, industrias, red de laboratorios y legislación- deben ser seriamente considerados. Desde la óptica del funcionamiento interno, concluimos que mucho debe trabajarse en capacitar al personal, de manera de pasar de un manejo tradicional a uno eficientizado. En este caso, debe haber un responsable de la toma de decisiones sobre muestreo, secado, clasificación, aireación, control de plagas, mezclas, despacho, registros, seguridad e higiene que considere los parámetros necesarios para producir más y mejor y gastar menos. Hoy en términos generales se logra el objetivo de la conservación, pero con más gastos y mermas de las necesarias.

Los principales desafíos a que nos vemos expuestos los que trabajamos en la poscosecha de granos son:

Optimizar los manejos y las instalaciones existentes.

Definir adecuadamente las nuevas instalaciones.

Ajustar el uso del silo bolsa.

Respecto de la optimización de los los manejos y las instalaciones existentes hay dos temas fundamentales: la recepción y el acondicionamiento (secado-limpieza) y conservación (almacenaje-aireación-control de plagas). Los gastos exagerados en combustible y mermas perjudican el óptimo secado. Un enfoque moderno para el control de plagas que haga hincapié en el control integrado y que no caiga en la simpleza de la aplicación de plaguicidas, cuidando los residuos que quedan sobre el grano y el medio ambiente, debería ser implementado inmediatamente. Así, se debería pasar de una conducta "apaga incendios" a un plan sanitario con que contemple una política preventiva.

Otra cuestión por definir son las nuevas instalaciones. Temas como la Identidad Preservada hacen necesaria una nueva visión en el diseño de almacenajes. Además se deben considerar los conceptos de simultaneidad, flexibilidad, capacidad correctiva, muestreo y monitoreo, y mantenimiento y seguridad e higiene. Y también es clave ajustar el uso del silo bolsa por el que muchos ingresaron en el almacenaje. Otros, con experiencia en el acopio, lo usaron paliar sus deficiencias. Como pasa muchas veces, los productores experimentaron antes de que los estudios más científicos avanzaran sobre el tema. Nada es más costoso que la experiencia propia. Hoy ya se dispone de información adecuada para usar las herramientas según sus verdaderas posibilidades.

Temas en esta nota