Anuncian hoy construcción del gasoducto del Nordeste

Kirchner encabezará el acto oficial. Es una inversión del gobierno y el grupo Techint.

Por
24deNoviembrede2003a las08:30

El presidente Néstor Kirchner encabezará hoy el acto en que se firmará el acuerdo federal entre la empresa Techint y el Estado nacional para construir el gasoducto del nordeste argentino. La obra que estará terminada en 2006 demanda una inversión de 1.000 millones de dólares, de los cuales 750 millones serán aportados por Techint y el resto, por el Estado.

El gasoducto abastecerá a las cuatro provincias que aún no cuentan con gas natural por redes: Chaco, Formosa, Corrientes y Misiones. Además, según anticipó el subsecretario de Combustibles, Cristián Folgar, el proyecto «permitirá exportar gas a Brasil al conectarse con el sistema de gasoductos que ya llega a Uruguayana en territorio brasileño».

En principio, el gasoducto traería gas de Bolivia, lo cual según Folgar «no sólo se justifica para exportar a Brasil, sino también para abastecer el crecimiento de la demanda que está previsto para la zona del litoral y nordeste del país».

Se prevé que el ducto transporte 10 millones de metros cúbicos diarios en los primeros años y que duplique el volumen transportado hacia 2010. En la actualidad, el gas boliviano resulta más caro que el argentino: su precio ronda alrededor de 1,20 dólar por millón de BTU, mientras que por el congelamiento que rige desde la Ley de Emergencia, el valor promedio del gas local es de 0,45 de dólar.

No obstante, la obra estaría operativa en 2006, cuando, según se presume, los precios internos ya estarán en los niveles previos a la devaluación. Esto implica un valor de 1,40-1,50 dólar para el gas de la cuenca neuquina, frente al cual el gas boliviano sería más competitivo, como lo fue tradicionalmente debido a la mayor cantidad de reservas que hay en ese país. Por otra parte, los principales productores del sur argentino son los mismos que están en Bolivia, entre ellos, Repsol YPF y Pan American.

• Trascendidos

Según trascendidos confiables, Techint está negociando con las productoras de gas para que también participen en la construcción y operación del gasoducto. Sin embargo, todavía no arribó a un acuerdo, y hoy llega sola al acta que firmará con el gobierno.

La participación del Estado en el emprendimiento, con parte de la inversión, se justifica oficialmente por la necesidad de extender ramales del ducto a las zonas menos rentables del Nordeste.

Cuando se anunció por primera vez el proyecto, hace tres semanas en el encuentro industrial de Rosario, el ministro de Planificación, Julio De Vido, dijo que Techint invertirá «considerando las variables macroeconómicas y, en particular, un tipo de cambio que le permita exportar, pero no calculando una suba en el precio interno del gas».

Sin embargo, el ministro también admitió que «cuando la obra esté terminada, habrá otros cuadros tarifarios, un crecimiento de 7 puntos por año, y otros incentivos para invertir». En la misma línea, Luis Betnaza de Techint dijo que «para 2006 estamos pensando en que el precio del gas no estará en precios históricos, pero sí internacionales».

El anuncio que se hará hoy coincide con las advertencias que viene realizando el sector gasífero en los últimos días, por posibles faltantes de gas en el invierno próximo, debido al aumento de la demanda y el mantenimiento de la oferta, por falta de inversiones sobre todo desde que se dictó la Ley de Emergencia.

Esto pone en un aprieto al gobierno porque ya hay quienes recomiendan que se ponga límite a las exportaciones de gas si hay problemas en el suministro interno.

Temas en esta nota

    Load More