Apareció la roya de la soja y puso en alerta a productores

Los daños provocados por el agente patógeno pueden provocar la pérdida de toda la producción local.

12deDiciembrede2003a las09:28

Reunión técnica.

Uno de los factores que son considerados de mayor peligro para el potencial desarrollo del cultivo de la soja en la Argentina son las enfermedades, provocando éstas una marcada reducción en los rendimientos del cultivo si no son controladas a tiempo.

Algunas de las enfermedades más importantes y que son consideradas epifitias, las constituyen el “cancro del tallo”, el “síndrome de la muerte súbita”, la “mancha ojo de rana” o la “podredumbre carbonosa del tallo”. También hay otras no menos importantes como las ocasionadas por Phytophthora sp, Septoria sp. y Phomosis sp. Ante la presencia de graves daños en los cultivos de esta oleaginosa los productores fueron adoptando diferentes estratégicas de manejo para atacar estas enfermedades y disminuir sus pérdidas económicas.

En diálogo con LA GACETA Rural, Daniel Ploper de la Sección Fitopatología de la Eeaoc, sostuvo que la producción de soja de la Argentina enfrenta ahora la amenaza de una nueva enfermedad, recientemente detectada en el nordeste del país. Se trata de “la roya de la soja”, la cual es conocida por haber provocado severos daños en lotes ubicados en varios continentes desde su identificación a comienzos del Siglo XX en Asia.

Presencia en Sudamérica

En 2001 se la detectó en Brasil, aunque restringida a la costa oeste del Estado de Paraná.

Al año siguiente, Brasil registró más de 400.000 hectáreas afectadas, con pérdidas cercanas a los U$S 25 millones, lo que da una idea de la capacidad de dispersión y del potencial destructivo de la roya, sostuvo el especialista. A fines de 2002 se la detectó en la Argentina en algunas localidades de las provincias de Misiones y de Chaco. Dado su alto poder de destrucción es necesario estar alerta ante su posible presencia en las principales regiones productoras de soja del país.

Peligro latente

La producción sojera argentina está expuesta a una de las enfermedades más dañinas a nivel mundial para este cultivo, debido a la detección en el país del patógeno causante (Phakospora pachyrhizi) en 2002.

Se trata de una enfermedad explosiva (en 21 días puede afectar el 90% de las plantaciones), ya que el hongo se propaga impulsada por el viento a grandes distancias.

La Argentina está cercada por países como Paraguay y Brasil, donde se encuentra diseminada en más del 70 % del área sojera. Esto obligó a la aplicación de fungicidas por cifras millonarias, hecho que incrementó los costos del sector productivo y afectó el volumen de grano producido por esos países.

Más prevención

Abordar esta problemática exige aunar esfuerzos para optimizar resultados, para facilitar la prevención y el control de la enfermedad.

Por ello, y para darle consistencia a esta propuesta en el tiempo, es necesario apoyar la investigación en el Noroeste para llenar vacíos de conocimientos, máxime si se tiene en cuenta que se trata de una enfermedad nueva para el país. De manera que la validación de experiencias en el ámbito local resultará imprescindible a la hora de disponer de las soluciones más adecuadas.

Vemos como muy positivo el lanzamiento del Programa Nacional de Lucha contra la Roya, como también la conformación de una base de datos oficial que contenga toda la información referida a esta enfermedad que causa estragos en los campos sojeros.

Con expertos

La Eeaoc organizó para el próximo martes una reunión de capacitación y de presentación del Programa Nacional de Roya de la Soja. La misma se desarrollará desde las 9, en la Sociedad Rural de Tucumán, en Camino del Perú 1050, Cebil Redondo.

El encuentro está auspiciado por la Sagpya, el INTA, el Senasa, Aacrea y Aapresid y coordinada por la Eeaoc y la Secretaría de Estado de

Temas en esta nota