Sigue beneficio para importar maquinarias

La Argentina consiguió ayer mantener un derecho clave dentro del Mercosur: poder seguir importando por dos años más bienes de capital e informáticos sin arancel desde mercados extra zona (fuera de Brasil, Paraguay o Uruguay).

Por
16deDiciembrede2003a las08:13

Este beneficio se mantiene desde 2001, durante la gestión de Domingo Cavallo en el Ministerio de Economía, que tomó esa decisión de manera unilateral. Luego, en enero de 2002, durante el gobierno de Eduardo Duhalde, los miembros del bloque aceptaron la medida.

El acuerdo cerrado ayer fue negociado por el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Martín Redrado, en la primera rueda de la XXV Reunión del Consejo Mercado Común, que se realiza en Montevideo. La firma definitiva de la decisión será hoy cuando los jefes de Estado del Mercosur comiencen con la última cumbre del bloque del año en la capital uruguaya.

Según Redrado, «aseguramos un waiver por 2 años para ingresar a cero arancel bienes de capital e informática con el compromiso de avanzar en la consolidación del Arancel Externo Común (AEC)». La medida implica que hasta diciembre de 2005 cualquier empresa podrá comprar en el exterior maquinarias desde cualquier origen sin pagar aranceles. La decisión era reclamada por casi todo el sector privado, que asegura que esta medida vigente desde hace dos años, recién puede ser aprovechada en estos momentos ante la alternativa de una recuperación importante de la economía.

Esta medida originó las mayores rispideces en el seno del Mercosur, que sustenta su condición de unión aduanera en la adopción de aranceles comunes extra zona, conocido como AEC. A partir de allí, los demás miembros del bloque adoptaron medidas similares, según fue marcando el ritmo de sus respectivas crisis económicas, con lo que el AEC quedó disperso, y se convirtió en uno de los temas pendientes de la agenda del Mercosur.

Redrado indicó, además, que hoy durante la cumbre presidencial se aprobará el Protocolo de Compras Gubernamentales, que reglamenta la participación de empresas de los cuatro socios en las licitaciones públicas de cada uno de ellos. Al respecto, el funcionario indicó que Brasil excluyó del protocolo a Electrobras, una de sus empresas públicas. Este acuerdo implica, en la práctica, que cualquier compañía privada de la Argentina, Brasil, Paraguay o Uruguay podrá competir de igual a igual con las empresas locales, sin que los gobiernos de los países discriminen por procedencias de origen.

Por último, Redrado descartó que mañana se vaya a poner en funcionamiento el Tribunal de Solución de Controversias, creado hace un año en el Protocolo de Olivos, debido a que «se está en proceso de selección de jueces hasta el 31 de enero», con lo que estimó que el nuevo organismo será lanzado durante la presidencia pro tém-pore de la Argentina.

Temas en esta nota