Reforma de la cuota Hilton

En la misma semana que la Provincia apuró el paso para comprometer un plan de promoción y desarrollo ganadero, podría quedar definido el nuevo esquema para el reparto entre los frigoríficos exportadores de la preciada cuota Hilton de 28 mil toneladas anuales que otorga al país la Unión Europea.

Por
19deDiciembrede2003a las08:57

Para quienes no conocen del tema, se trata virtualmente de un “subsidio” que la UE otorga al país, ya que esos cortes ingresan prácticamente sin aranceles y se cotizan a un valor que en los últimos meses trepó por encima de los 8.000 dólares por tonelada. En divisas, el cupo europeo puede trepar por encima de los 200 millones de dólares.

Para hoy está agendado un encuentro del Consejo Federal Agropecuario, que aglutina a todas las provincias, y allí los funcionarios de Agricultura de la Nación pondrán sobre la mesa los últimos borradores del nuevo sistema de reparto para el próximo trienio (a partir del ejercicio 2004/2005), donde ya se conoce que el Gobierno hará borrón y cuenta nueva, ya que se aproxima la caducidad de la controvertida resolución 914, firmada tres años atrás por el entonces secretario de Agricultura Marcelo Regúnaga.

Hasta aquí, el 75 por ciento de las 28 mil toneladas era comercializado por sólo 10 empresas. Este tablero será modificado a caballo de reflotar un criterio de “regionalidad”, por el que se toma en consideración el stock ganadero de cada provincia, entre otros parámetros. Se apunta a una virtual “federalización” o “democratización” del cupo. La filosofía sería de que todos pierdan un poco para que en la cuenta final todos ganen. La estrategia está demostrando hasta aquí que hay una mayoría de disconformes y que el conflicto entre empresas –y aún entre provincias– no ha quedado disipado. Tanto que el reparto de la cuota Hilton enfrenta a los gobiernos de Córdoba y Santa Fe, que esta semana han dado una fuerte señal de unidad como parte de la Región Centro. Si la decisión de tomar una posición común con respecto a la negociación de la coparticipación de impuestos con la Nación (léase el pedido de una compensación por las retenciones agropecuarias), la distribución del cupo cárnico plantea entre ambas provincias una clara división de aguas, ya que mientras Santa Fe tiene un mayor número de plantas habilitadas por la UE (y saldría a pérdida con el nuevo esquema de distribución), Córdoba aspira a conseguir unas dos mil toneladas Hilton de arranque para las cinco plantas que estarían en condiciones en 2004 para entrar al mercado comunitario.

En cifras, lo que se anticipó desde Agricultura es que habrá un máximo de 1.400 toneladas por frigorífico, para evitar la concentración, y un mínimo de 200 toneladas. Este último número pasa a ser significativo para las nuevas plantas de Córdoba, porque aspiraban a 300 toneladas de arranque, lo que equivale a unos dos mil novillos mensuales y la posibilidad de integrar 600 toneladas “no Hilton” en la misma operación. Por eso en Afic evalúan que la aplicación de la regionalidad puede acarrear algunos costos inesperados.

Temas en esta nota