Balance negativo del Conicet

El último informe del Conicet muestra el rezago del sector científico y tecnológico.

Por
26deDiciembrede2003a las08:38

Un dato impactante del mismo es que, por primera vez en siete años, no se produjo un solo ingreso a la carrera de investigador en el principal organismo científico y tecnológico de la Argentina.

Ello significa que hay alrededor de 600 científicos que, en condiciones de entrar, no han logrado incorporarse de manera estable al Conicet, por diversas trabas burocráticas y presupuestarias que aún subsisten.

Como contrapartida, se lograron pagar deudas pendientes a grupos de investigación y se produjo el ingreso de 700 becarios doctorales y postdoctorales, que constituyen el semillero del que se nutren los investigadores de carrera. Para el año próximo, la noticia auspiciosa es que en el Presupuesto se asignaron al Conicet 35 millones de pesos más, y se prevé el ingreso de 1.314 nuevos becarios.

Una cuestión pendiente, sin embargo, es la notoria inequidad de género que existe en el organismo. Mientras la mujeres ocupan la mitad de los puestos de investigación, los cargos de dirección o de gestión siguen estando mayoritariamente a cargo de hombres.

El informe muestra, en suma, la necesidad de fortalecer la investigación científico y técnica y crear oportunidades de desempeño de quienes se dedican a esas disciplinas. De lo contrario, la Argentina no podrá revertir una tendencia histórica: constituir un semillero de científicos, costosamente formados en el país, que emigran buscando destinos más promisorios.

Según el último informe del Conicet, cientos de científicos no pueden seguir la carrera por deficiencias burocráticas y presupuestarias. A pesar del aumento de fondos para el año próximo, la ciencia y la tecnología siguen carenciadas.

Temas en esta nota