También en La Pampa falta gasoil para la cosecha de trigo

Por ahora sólo se ha podido recolectar el 50% de la producción

29deDiciembrede2004a las08:27

La zona más afectada es el sur de la provincia

En algunas localidades venden combustible para vehículos particulares, pero no a los productores agropecuarios

Compras en Neuquén

La crisis por el desabastecimiento de gasoil, que en las últimas semanas ocasionó un brusco freno en la cosecha de trigo en varias localidades del sur bonaerense, ahora está golpeando con fuerza a los productores de La Pampa, que todavía tienen por delante la recolección del 50% de su producción de este cereal.

En esta provincia, que siembra entre 300.000 y 400.000 hectáreas de trigo y tiene una producción que ronda entre 600.000 y 700.000 toneladas por año, con rindes promedio de 2000 kilos por hectárea, los productores denuncian que en varias zonas no se consigue el combustible y que, en otras, algunas empresas distribuidoras lo venden con cupos.

"La falta de gasoil es generalizada en La Pampa. No se puede trabajar frente a la escasez de un insumo tan vital, porque esto dificulta lo que queda recolectar de la cosecha y además complica el transporte", dijo Mario Olivares, gerente del Centro de Acopiadores de Cereales de La Pampa y Limítrofes.

Según comentó Dardo Chiesa, presidente de la Sociedad Rural de Macachín, en esa zona la cosecha se está realizando prácticamente por turnos, ya que el poco combustible que suele haber se reparte rápidamente entre los productores que esperan la llegada de algún camión cisterna a las estaciones de servicio.

"En Santa Rosa no es posible adquirir gasoil para la maquinaria agrícola, pero sí cargan hasta 50 pesos a los vehículos particulares. En Macachín llegaron 60.000 litros, pero ya se agotaron. Y prometieron más, aunque el combustible no apareció", señaló el productor a LA NACION.

Entre otras zonas, los problemas de abastecimiento de gasoil se observan hoy, según Chiesa, en Guatraché, Macachín, Doblas, General Acha, General Manuel Campos, Miguel Riglos y Tomás Manuel de Anchorena.

La situación más dramática se vive en varias de estas localidades ubicadas al sudeste de la provincia, que es el área que ahora está cosechando su producción. En gran parte de esta región, donde se cultivan más de 200.000 hectáreas, los productores todavía están pendientes de que se normalice el suministro de gasoil. "Me parece que esto no aguanta más de una semana. La gente va a explotar porque ahora se trabaja por turno", advirtió Chiesa.

Para Juan Carlos Sondón, presidente de la Sociedad Rural de General Pico, los productores están pasando por una situación muy complicada. "Aquí Repsol YPF se quedó sin gasoil en esta localidad y no hay suministro para el campo. Además, Shell está racionando el combustible desde hace tres días y Petrobras hace lo mismo, con una entrega de 500 litros como máximo para determinados clientes", contó el productor.

Según señaló el dirigente rural, los productores de esta zona, que habitualmente tienen entre un 40 y un 50% más de consumo de gasoil en plena cosecha, están esperando que haya más combustible. "Hubo anuncios de que iba a haber pero en la práctica no pasó nada", dijo.

A todo esto, fuentes de Repsol YPF informaron a LA NACION que esta compañía incrementó en sus estaciones de La Pampa en un 51 por ciento el volumen de gasoil entregado en diciembre de 2004 contra igual período del año pasado.

En Buenos Aires

Más allá de los problemas que hay en La Pampa, los productores parecen seguir teniendo inconvenientes en algunas localidades del sur bonaerense, como es el caso de Tres Arroyos, donde se siembran unas 250.000 hectáreas de trigo y sólo se cosechó el 15% de la producción.

"Petrobras e YPF están con problemas en la zona. La situación se había normalizado un poco porque las máquinas estuvieron paradas por las lluvias. No obstante, el panorama

Temas en esta nota

    Cargando...