Crece la demanda de créditos

El crédito, un insumo tan básico para el agro como cualquier otra tecnología de producción...

31deDiciembrede2004a las08:40

También se observa un mayor entusiasmo por la modalidad del leasing para maquinaria agrícola

El crédito, un insumo tan básico para el agro como cualquier otra tecnología de producción, habría experimentado en los últimos meses una creciente demanda por parte de los productores que buscan opciones de financiamiento entre algunas de las líneas disponibles en los bancos públicos y privados.

Después de haber pasado por un período de una baja oferta de créditos, en varias entidades bancarias hoy señalan que la demanda del campo por financiamiento ya se estaría acercando a los niveles previos a la crisis que a fines de 2001 desembocó en la salida de la convertibilidad y en la devaluación del peso.

Si bien no todos los especialistas consultados coinciden con este último pronóstico, ya que algunos creen que la demanda todavía se encuentra en un 40% de lo que era antes de la crisis macroeconómica, sí tienen una misma opinión para decir que se están concretando más operaciones que en 2002 y 2003.

Según un trabajo preparado por la Unidad de Financiamiento Agropecuario (Finagro) de la Secretaría de Agricultura de la Nación, la recuperación todavía no se aproxima a los niveles registrados en la convertibilidad, ya que hasta septiembre último el stock de créditos para el campo representaba un 60% de los valores observados a fines de 2000.

Aunque según el Banco Central de la República Argentina (BCRA) el campo participa en un 6,2% del financiamiento total existente, sobre 61.876 millones de pesos, hasta septiembre último el 48 por ciento de los $ 1500 millones de crecimiento que se observó en este rubro correspondió al sector agropecuario.

Siempre según Finagro, que hizo una evaluación de las características que tienen las ofertas crediticias de instituciones como Banco Provincia, Banco Nación, Consejo Federal de Inversiones (CFI), Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) y de la Subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y Desarrollo Regional, las principales líneas de financiamiento están orientadas a siembra, incremento o reposición del rodeo, compra de campos, capital de trabajo, inversiones en bienes de capital, maquinaria y financiación de exportaciones.

"En general, las líneas están estructuradas con 2 a 8 años de plazo y con tasas de entre el 5% y el 12%, dependiendo del destino y la institución otorgante", expresó Horacio Colombet, de la Unidad de Financiamiento Agropecuario.

Para Gastón Bourdieu, gerente de Banca Empresas de Banco Galicia, una entidad que tiene una cartera consolidada de créditos por 550 millones de pesos para el sector, el cambio de tendencia comenzó en 2003 con un mayor interés por adquirir reproductores.

"Hubo una importante demanda en el primer semestre de 2004 para comprar maquinaria a través de leasing (una modalidad que tiene varias ventajas, como la posibilidad de desgravar de ganancias la cuota que se paga) y hoy notamos un interés para la adquisición de insumos a cosecha. También aparecen los proyectos a cinco años", subrayó.

En la mayoría de las entidades consultadas (el grupo Nación también tiene una empresa que se llama Nación Leasing) coincidieron en que esta opción es una de las alternativas más requeridas.

Hernán Caballero, gerente de Empresas & Agro de Banco Río, que actualmente tiene unos 160 millones de pesos en créditos otorgados al campo, contra unos 20 millones de hace casi un año, viene observando desde septiembre un interés por capital de trabajo. "En 2005 vamos a tener una demanda similar a la de 2000", afirmó.

Según fuentes de Banco Provincia de Buenos Aires, que además de tener 8 líneas (las más demandadas son para gastos de estructura, compra de campos e incremento y reposición de rodeos) acaba de lanzar Fuerza Campo, que le permi

Temas en esta nota

    Cargando...