Paro en el Senasa entre hoy y el lunes.

No afectaría el comercio de hacienda...

Por
11deMayode2005a las08:15

Las autoridades del organismo sanitario anunciaron medidas para mantener el servicio

Según la Copal, podría haber desabastecimiento

Ayer, nuevo fracaso en las negociaciones

Desde la 0 de hoy hasta la 0 del lunes próximo, los empleados del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) agremiados en la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) iniciarán un paro de actividades en todo el país, tras fracasar ayer una nueva reunión conciliatoria en el Ministerio de Trabajo, en la búsqueda de una solución al conflicto laboral que ya arrastra varios días.

La semana pasada el gremio ya había realizado una medida similar por 48 horas, ante la falta de respuestas al reclamo de un sector de los empleados del organismo que desarrolla tareas de inspección en el Mercado de Liniers, aeropuertos, puertos, pasos fronterizos, frigoríficos y laboratorios, entre otros lugares estratégicos.

Pero en principio, la medida que comienza hoy no afectaría el normal desenvolvimiento de la comercialización en el Mercado de Liniers, aunque sí en los remates feria del interior.

Al respecto, el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Miguel Campos, anunció ayer que los jefes regionales y el personal jerárquico del Senasa "no adhieren al paro y, por lo tanto, la comercialización de vacunos en el Mercado de Liniers está garantizada".

A propósito, el organismo sanitario informó que "ha tomado medidas para mantener la prestación de sus servicios", aunque reiteró su disposición al diálogo para superar el conflicto "y alcanzar acuerdos que redunden en beneficio del servicio".

Suspenden remates

En cambio, en el interior se ha suspendido prácticamente la totalidad de los remates feria programados hasta el lunes, "porque si bien la hacienda ingresa con el Documento de Tránsito Animal (DTA, emitido por el Senasa), para salir a faena necesita otro y nadie garantiza a los productores que ello pueda ocurrir", dijo a LA NACION el presidente de la Cámara Argentina de Consignatarios de Ganado, Carlos Pujol, que representa a las empresas que comercializan con esta modalidad el 10 por ciento de la faena nacional.

En tanto, la Coordinadora de la Industria de Productos Alimenticios (Copal) reiteró su advertencia sobre la posibilidad de desabastecimiento y eventuales subas de precios en los productos alimenticios de primera necesidad, ante la medida de fuerza de los trabajadores del organismo de la sanidad animal nacional.

"Las graves consecuencias de una medida de este tipo -señaló la entidad en un comunicado- implicaría también la virtual paralización de las industrias del sector, ya que ninguna de las fábricas puede producir ni vender sin la verificación del Senasa."

"La reunión de ayer fracasó porque no hubo ninguna oferta del Ministerio de Economía", dijo a LA NACION Jorge Ravetti, de ATE Senasa, que participó de la frustrada negociación.

El dirigente recordó que el gremio reclama la regularización laboral de 400 profesionales y técnicos que trabajan en el organismo "con contratos basura y que facturan como un proveedor cualquiera, cuando en realidad tienen la responsabilidad de la sanidad y de la calidad de los alimentos".

Agregó que tanto la Unión Europea como los Estados Unidos exigen equipos oficiales de servicio de inspección veterinaria.

En cuanto a la recomposición de los salarios, la dirigencia sindical exige un aumento de 300 pesos para el personal técnico y administrativo (que, según Ravetti, conforma el 60% de la planta permanente de unos 5000 empleados) y de 600 pesos para los profesionales.

El dirigente advirtió que si se repite "el alto acatamiento" de la medida de fuerza de la semana pasada, "es muy probable que el jueves y el viernes comience a sentirse el desabastecimiento en Liniers".


Temas en esta nota