Siembra directa de pasturas en el centro de Corrientes - César J. Chaparro (*)

Una experiencia realizada en un campo típico de cría, cerca de los esteros del Iberá, permitió arribar a conclusiones de gran utilidad.

Por
12deMayode2005a las17:14

En la mañana de la segunda jornada del 2º Simposio Nacional de Sistemas Ganaderos en Siembra Directa, organizado por AAPRESID en la Bolsa de Comercio de Rosario, el consultor privado César J. Chaparro disertó sobre la siembra directa (SD) de forrajeras en Corrientes, basándose en el resultado de trabajos realizados a partir del 2003 en la Estancia Cerro Verde de la firma Agronor JC SA, situada70 km al norte de Mercedes, cerca de los esteros del Iberá.

Al exponer las características del ejemplo citado Chaparro explicó los tipos de explotación (un campo típico de cría de la provincia de Corrientes), de suelos (arcillosos, poco permeables, con drenaje interno lento) y de pastizales predominantes (gramíneas de tipo pajonal de paja colorada, cola de zorro, especies del género Paspalum y pastos cortos de montes de ñandubay), los que dieron razones para desechar la siembra de forrajeras cultivadas mediante labranza convencional e iniciar la siembra de pastura en SD.

Según contó Chaparro, al comienzo de la experiencia se debió tener en cuenta la oferta energética (inferior a los requerimientos de un rodeo de cría en invierno y primavera, pero superior a la requerida en verano y otoño), la distribución de las lluvias, la oferta forrajera, el tipo de suelo y la disponibilidad de mano de obra, factores que condicionan en gran medida, según sus palabras, una estrategia adecuada para tener éxito en la implantación de forrajeras cultivadas.

"En una primera etapa -explicó el especialista-, la empresa intentó la implantación de forrajeras mediante labranza convencional, en las áreas con pajonales, pero surgieron algunos inconvenientes de orden práctico y se pasó a la SD de forrajeras de verano, sobre el pastizal natural. Si bien se mejoró la implantación, aún persistieron algunos problemas, y actualmente se está utilizando el raigrás, en siembra directa, como antecesor de las forrajeras perennes de verano". Y tras considerar las mejores épocas para la siembra de forrajeras de verano (octubre-noviembre) llegó a la conclusión de que el aspecto más negativo de la siembra con labranza convencional en este tipo de suelo es la falta de piso durante los primeros años de la pastura, y en particular durante el otoño lluvioso", por lo que a partir de 2003 se inició un programa de implantación de forrajeras cultivadas tropicales mediante SD, tratando de solucionar los problemas de piso en los años lluviosos, con éxito relativo.

Asimismo, destacó que el sistema de raigrás como antecesor de pasturas tropicales permite lograr siembras tempranas en forma rápida y en gran extensión, y establecer circuitos o módulos de pastoreo donde se integran pastizales con forrajeras tropicales y verdeos de invierno.
Al cierre de su disertación Chaparro desglosó las siguientes conclusiones:

- Se ha desechado la labranza convencional como método de siembra de pasturas cultivadas.

- La SD directa de pasturas, tanto perennes de verano como anuales de invierno, es un método muy práctico para implantar grandes superficies en forma rápida.

- El uso del raigrás como cultivo antecesor facilita la implantación temprana de pasturas tropicales, con buen desarrollo para el momento del destete.

- Los problemas de falta de piso en estos suelos arcillosos se minimizan con la SD.

- El uso del rolo desmalezador fue un hallazgo importante, no solo para facilitar la SD, sino también para el manejo del campo natural.

(*) Consultor privado

Temas en esta nota

    Load More