Ganadería uruguaya: reducción del stock.

El gobierno prohibiría la faena de vaquillonas preñadas. La alta liquidez que genera la venta de carne atenta contra la retención de vientres. Se estudian medidas...

Por
21deMayode2005a las08:30

El crecimiento en las exportaciones uruguayas de carne y el mayor consumo, generan un camino no sustentable para la ganadería de ese país: el stock ganadero está declinando a razón de 0,5 M de cabezas por año.

Una de las primeras reacciones gubernamentales fue estudiar la posibilidad de prohibir la venta de vaquillonas preñadas a frigoríficos. “Sabemos que los productores entoran para darle más peso al animal, pero esto empieza a resultar medio alevoso”, dijo el ministro de Agricultura y Ganadería, José Mujica.

Para el consignatario de ganado Gustavo Basso, el problema radica en los precios. "Hoy, una vaca preñada de tres meses, con un peso de 400 kg, vale 0,70 U$S/kg, lo que suma U$S 280. Si se la vende para cría, vale alrededor de U$S 250. Sin dudas es más líquido el mercado de embarque a frigorífico", dijo. El ministro reconoció que la cría es el sector más retrasado, y explicó que hay tecnología y procedimientos como para aumentar 20 puntos la marcación de terneros, como ya lo están haciendo muchos productores individuales. Si eso ocurriera, sobre 4 M de vientres servidos, se pasaría de 2,5 a 3,2 M de terneros: 700.000 cabezas más por año.

Pero eso no será sencillo. Muchos establecimientos de cría son de reducidas dimensiones, y requieren propuestas tecnológicas específicas. La cuestión es que la ganadería uruguaya deberá elegir entre dos opciones: reducir la tasa de extracción y desacelerar las exportaciones, o incrementar la eficiencia reproductiva.

 

Temas en esta nota