Mercado expectante por firmeza de dólar.

En una campaña de extrema volatilidad por la acción de los fondos, los operadores también monitorean el clima en el medioeste estadounidense.

23deMayode2005a las07:51

En una campaña de extrema volatilidad por la acción de los fondos, los operadores también monitorean el clima en el medioeste estadounidense.

A partir de la reducción hecha por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) para la producción de soja brasileña de esta campaña a 53 millones de toneladas, el volumen total de Sudamérica alcanzará ahora los 98,5 millones de toneladas, comparado con una estimación anterior de 100,3 mill/t, revelada en abril y 92 millones alcanzados en el ciclo anterior. El USDA incrementó su proyección para Bolivia en 80 mil toneladas, siendo ahora su estimación de 2,05 mill/t, versus 1,85 millón del año anterior.

El USDA volvió también a recortar la cosecha paraguaya de esta temporada a 3,8 mill/t, versus 4,5 millones del mes pasado y 4 millones del ciclo anterior. Uruguay logrará en esta campaña una cosecha de 500 mil toneladas, 200 mil toneladas por debajo de lo reportado el mes pasado, lo que implicará una producción superior en 150 mil toneladas a lo obtenido el año anterior. Aunque sea muy prematuro hablar del próximo ciclo agrícola en Sudamérica, hay alguna preocupación en torno a la futura siembra de soja en Brasil, al no poderse lograr, aparentemente, una mayor partida de créditos oficiales para expandir el área de siembra de la próxima temporada. El presupuesto no contemplaría este factor y por ello varios observadores ya comienzan a hablar de una probable disminución en el área a dedicar con este cultivo.

• Maíz

Pocos días atrás, el maíz registraba los mínimos precios del contrato cuando el USDA confirmaba los stocks finales norteamericanos más altos desde la campaña 1987/''88. El USDA no fue muy agresivo en su expectativa inicial del uso de este cultivo, algo que generalmente acontece en el inicio de cada temporada productiva. Muchos esperan que, ante un escenario climático benigno, los precios puedan llegar a registrar nuevos mínimos. Ante esta expectativa, es probable que la base de la demanda se ensanche, pero para que ello ocurra se deberán ver precios más bajos que los actuales.

La firmeza del dólar en las plazas internacionales conspira para lograr mejoras en las plazas granarias, al encarecerse estas materias primas en las otras monedas. Aunque el último informe del USDA no se haya referido aún a las proyecciones de producción de soja en Sudamérica, la percepción del mercado es que ellas resultarán ser en general amplias, lo que contribuiría a aumentar los stocks finales del mundo en la próxima campaña.

Mientras tanto, marcha sin inconvenientes la siembra de los cultivos de verano en los EE.UU. En esta semana, lo implantado con maíz alcanzó 89% del área prevista, solamente a dos puntos de lo que se había sembrado el año anterior, que había sido récord. Sin embargo, los cultivos que han emergido totalizan 41%, bastante por debajo de lo alcanzado el año anterior, de lo que el mercado esperaba y del promedio habitual a esta altura del año. En soja, ya se implantó 46% del área prevista, comparado con 51% del año anterior y 39% del promedio histórico. Emergieron el 11%, contra 14% del año anterior y 17% del promedio. En trigo, el USDA vuelve a bajar su rating del cultivo de trigo de invierno en 4 puntos porcentuales. Los cultivos «buenos a excelentes» totalizan ahora 55%.

• Clima

El trigo de primavera, por su parte, se encuentra sembrado en 89% y ha emergido 55%. Como vemos, en general los cultivos se están implantado rápidamente pero el nacimiento se encuentra bastante demorado por culpa de las bajas temperaturas reinantes.

Algunos especialistas en clima comentan que el «midwest» cuenta con temperaturas inusualmente bajas para esta época del año, con unos 15 grados Farenheit (algo así como

Temas en esta nota

    Load More