El futuro del negocio de la invernada.

En los últimos tiempos, el engorde de novillos está sufriendo fuertes transformaciones en su localización geográfica, en los aspectos referidos a la alimentación y en el renglón comercial, entre otros aspectos...

Por
23deMayode2005a las08:59

En los últimos tiempos, el engorde de novillos está sufriendo fuertes transformaciones en su localización geográfica, en los aspectos referidos a la alimentación y en el renglón comercial, entre otros aspectos.

Estos cambios fueron analizados en el Primer Congreso de Invernada de Aacrea finalizado ayer, donde se presentaron las características de los planteos de invernada en zonas no tradicionales como el NOA y el NEA. En Salta y norte de Córdoba, por ejemplo, se está invernando de la propia producción o terneros de compra sobre la base de pasturas subtropicales sembradas en tierras desmontadas.

Básicamente se emplea gatton panic con pastoreo directo en primavera-verano, cuando pueden lograr a aumentos de 700 gr por día, y con suplementación en potreros diferidos durante el invierno. Esta especie se puede combinar con buffel grass y grama rhodes, silaje de maíz y otros recursos, lo que permite acortar sensiblemente la duración de la invernada realizada sobre el monte natural.

* * *

En el terreno productivo se dieron a conocer los avances del mejoramiento genético para ofrecer más calidad y valor nutritivo en las especies forrajeras. Este objetivo se logra atrasando la fecha de floración, modificando la relación hoja/tallo y variando la composición de aminoácidos para aumentar la síntesis de proteína microbiana en el rumen.

En esa línea de trabajo, las próximas propuestas de la ciencia para los productores se asocian a variedades de raigrás con 10/15% más de azúcar en sus hojas y ensayos de plantas transgénicas de pasto llorón. También están avanzados los pasos para disponer de grama rhodes más resistente a la salinidad y de agropiros con máxima tolerancia a las condiciones de alcalinidad de algunos campos de la Cuenca del Salado. Las alfalfas con menor velocidad de desaparición ruminal ofrecerán próximamente menor potencial timpanizante.

* * *

El seguimiento nutricional de vacunos en pastoreo a través del método Nirs ya permite monitorear la calidad del forraje consumido por los animales. A partir de muestras de bosta y con aparatos de laboratorio basados en espectroscopia infrarroja, se puede conocer el porcentaje de proteína bruta y de materia orgánica digestible de la ingesta animal, en un lapso de 48/72 horas. Con los resultados en la mano, se puede emplear un software que propone las correcciones necesarias, a través de cambios en la carga o con la ayuda de la suplementación.

 

Temas en esta nota