La falta de agua provica nervios entre los productores trigueros.

Estela Carballo, del INTA "Clima y Agua", anticipó que la situación climática está provocando “nerviosismo” en el sector agropecuario porque se están pasando los tiempos para garantizar la humedad necesaria para la siembra del trigo...

Por
24deMayode2005a las08:46

Estela Carballo, del INTA "Clima y Agua", anticipó que la situación climática está provocando “nerviosismo” en el sector agropecuario porque se están pasando los tiempos para garantizar la humedad necesaria para la siembra del trigo.

El escenario en la zona triguera de Brasil también se presenta complicado, aunque se esperan lluvias en los próximos diez días. Además indicó que el invierno se ha adelantado en algunas zonas y que será más prolongado que en años anteriores. De acuerdo a la especialista estamos en un año de clima inestable, y las lluvias de primavera podrían retrasarse en la zona núcleo según las primeras estimaciones.

Carballo explicó que “hay gran nerviosismo porque se están pasando los tiempos para garantizar la humedad necesaria para la evolución del trigo en sus etapas iniciales”.

También remarcó que “el invierno hay comenzado más temprano con nevadas en la Patagonia y con heladas en el núcleo triguero Sur y cuando las heladas vienen con suelos con déficit hídrico pegan mucho más. Hemos tenido años en que las heladas han profundizado estos daños”.

Aclaró que se están registrando en las distintas zonas de país “condiciones muy diferentes en cuanto a la humedad retenida en el perfil del suelo: tenemos de la mitad hacia el Norte del país un Santa Fe, un Entre Ríos, un sector mesopotámico y chaqueño que han recibido buenas lluvias en otoño, incluso excesiva en algunos lugares. Allí hay humedad más que suficiente al igual que en el norte de Buenos Aires; pero tenemos el Sur de Buenos Aires, el extremo sur de Santa Fe, La Pampa, que justamente están como un espejo, con el efecto contrario: las lluvias han sido, prácticamente, lloviznas; hay lugares donde sólo tenemos húmedos los 20 primeros centímetros del suelo. Entonces, obviamente, las pasturas están en malas condiciones los verdeos no han brotado como habitualmente, eso en cuanto a la ganadería y en cuanto a la agricultura existe preocupación por cultivos como el trigo”.

En cuanto a la situación de las zonas trigueras señaló que “la zona núcleo norte -Santa Fe y Norte de Buenos Aires- estaría con condiciones adecuadas para la siembra, que es donde habría que sembrar primero. La zona núcleo Sur, si bien es la región más importante desde el punto de vista productivo de rinde y de cantidad de hectáreas que se hace con este cultivo , tiene un poquito de tiempo más prolongado y hasta julio ó agosto se puede esperar una buena lluvia, por supuesto con variedades distintas”.

Carballo remarcó que “a veces es peor intentar sembrar con poca humedad porque dar vuelta el pan de tierra en estas condiciones hace mucho más riesgosa la siembra”.

Consultada acerca de la situación climática en Brasil, que también podría afectar la producción de trigo, la meteoróloga del INTA dijo que “allí las condiciones son de stress grave pero, todavía tienen una esperanza porque en los próximos 10 días se esperan lluvias sobre la zona triguera brasileña, sin embrago no se están esperando lluvias en los próximos 10 días y sí mucho frío sobre la zona triguera argentina”.

Finalmente anticipó que la primavera “va a ser una mezcla de situaciones” y que recién se están “corriendo los primeros modelos y que estarían dando un cambio para la zona sur de Buenos Aires y de La Pampa favorable a las lluvias. En tanto que en la zona centro las lluvias tardarían un poco más en reinstalarse; por eso decimos que en ese momento vamos a tener diversidad de situaciones climáticas en nuestro país”.

 

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota