Prevén caída en la producción de soja.

Un informe señala que países como Canadá, Australia, China y la Argentina están pendientes de la situación climática, que puede resultar determinante a la hora de las cosechas...

30deMayode2005a las09:19

Un informe señala que países como Canadá, Australia, China y la Argentina están pendientes de la situación climática, que puede resultar determinante a la hora de las cosechas.

La volatilidad experimentada en el curso de esta semana es apenas una muestra de lo que nos espera en el curso de esta nueva campaña norteamericana 2005/''06.

La semana finalizó con importantes mejoras, atribuidas al mal clima reinante en el medio oeste de los EE.UU., con temperaturas y lluvias por debajo de lo normal. También volvió a repuntar el resto de los commodities, luego de algunos días de tranquilidad, impulsados por una importante mejora en la cotización del petróleo, lo que reavivó temores inflacionarios.

La temporada promete entonces ser intensa, con fuertes movimientos en la plaza de Chicago, que generarán una excelente oportunidad para que los productores locales inicien coberturas postergadas sobre mercadería vieja y también nueva. Esta volatilidad, ya instalada y exacerbada por la fuerte presencia de los fondos que operan en materias primas, logrará su máxima resonancia en el período comprendido entre los meses de junio a agosto.

El USDA informaba que, hasta el momento, se encuentra implantado 95% del área para dedicar con maíz, comparado con 95% del año anterior a esta altura y con 88% del promedio de los últimos cinco años.

La emergencia de los cultivos llega a 66%, contra 79% del año anterior y 66% del promedio. En la primera calificación del año, el USDA informaba que los cultivos de maíz en la categoría «buenos a excelentes» alcanzan 63%, comparado con 79% del año anterior a esta altura y 66% del promedio histórico. En soja, ya se encuentra implantado 65%, contra 56% del promedio. Ha ya emergido 27% de los cultivos implantados; el promedio de los últimos cinco años alcanza 28%.

• Recorte

El USDA volvió a recortar el estado de los cultivos de trigo de invierno. Los que se encuentran en la categoría «buenos a excelentes» totalizan 52%, versus 55% de la semana anterior y 44% del año anterior a esta altura. En el primer rating del trigo de primavera, el USDA informaba que estos cultivos se encontraban «buenos a excelentes» en 74%, cuando el año anterior esta calificación alcanzaba 59%. El USDA pronostica una caída en las producción global de oleaginosas en esta temporada, como consecuencia de la reducción productiva en los EE.UU. Sin embargo, existen otras regiones que resulta necesario monitorear, como la situación climática de Canadá, Australia, China y la Argentina, países que se presentan con clima seco hasta el momento. Con la cosecha de soja concluida en Sudamérica y la de los EE.UU. en plena evolución de siembra, el mercado aguarda las noticias de compras por parte de China.

El ritmo de ventas de Brasil resulta bajo, con 11,9 mill./t en el registro de exportaciones, comparado con 17,1 millones del año anterior a esta altura. La prestigiosa analista de Prudential, Anne Frick, estima que la cotización más baja de soja para la posición de entrega julio, que llegó a los u$s 6,06 por bushel (u$s 222,70 por tonelada) fue el precio mínimo de esta primavera boreal. Existe un sólido soporte en el área de u$s 6,25 por bushel (u$s 229,70 por tonelada) y un potencial de mejora -en caso de producirse algún incidente climático o la aparición de enfermedades, como la roya- que podría impulsar los precios a un área de entre u$s 7,25 y u$s 7,60 por bushel (u$s 266,40 y u$s 279,30 por tonelada). La analista estima que, aun ante un escenario climático benigno, los precios de la posición de cosecha norteamericana (noviembre) no deberían declinar de los u$s 5,50 por bushel (u$s 202,00 por tonelada), a no ser que los rendimientos resulten e

Temas en esta nota