No hubo mayores definiciones comerciales para el Mercosur.

No hubo mayores definiciones comerciales para el Mercosur...

Por
14deJuniode2005a las09:11

Buenos Aires. “Se avanzó mucho”, fue la escueta definición que pudo dar el ministro de Economía, Roberto Lavagna, tras la jornada de conversaciones que mantuvo en Buenos Aires con su par de Brasil, Antonio Palocci, respecto de las propuestas presentadas por el Gobierno para equilibrar las asimetrías comerciales con Brasil.

Pero, lo cierto es que las medidas propuestas por Lavagna, que giran en torno a la introducción de herramientas no utilizadas dentro de una unión aduanera, deberán seguir en el ámbito de las conversaciones entre los equipos técnicos de ambos Gobiernos, porque no se conocieron mayores definiciones.

Las negociaciones sobre la introducción de este tipo de herramientas que apuntan a morigerar desequilibrios comerciales dentro del Mercosur comenzaron en setiembre de 2004 cuando el Gobierno presentó su primera propuesta de medidas que fueron corregidas en enero de 2005, luego de una inflexible respuesta brasileña.

“Hubo un avance importante. Se recibieron comentarios de Brasil en relación a nuestras propuestas. Hoy (por ayer) lo que se dio fue un acercamiento de propuestas y quedamos en hacer reuniones técnicas para analizar los códigos para inversiones y las cláusulas de adaptación competitiva”, sostuvo Lavagna en conferencia de Prensa en el Ministerio de Economía junto a Palocci y el ministro de Economía de Venezuela, Nelson Merentes, con quien también trató distintos temas que involucran a la región.

Lavagna precisó que la intención de Argentina “no es tratar de generar barreras sino condiciones de crecimiento equilibrado”.

Palocci, por su parte, coincidió con Lavagna y afirmó que la negociación debe “significar mayores oportunidades de negocios y una mayor integración, cosas que, en algunos casos, ya fluyen de manera natural”.

“No hay propuestas de salvaguarda sino un diálogo bilateral que va a lograr una ecuación de comercio equilibrada. Soy optimista porque el diálogo está siendo bastante productivo”, señaló el ministro brasileño.

Siempre de buen humor, el ministro brasileño se preocupó de poner paños fríos y ser prudente y positivo en cada una de sus intervenciones. El poderoso funcionario se reunió con el Presidente, junto al Canciller, el embajador brasileño en la Argentina y Lavagna. Luego, en el Palacio de Hacienda, mantuvo un encuentro a solas con el ministro de Economía y almorzó junto al ministro venezolano.

Al ser consultado sobre el impacto del tipo de cambio en cada país y las complicaciones que introducen en la relación comercial, Palocci desplegó su habilidad política. “El tipo de cambio es autónomo de cada país. Nunca daría una opinión sobre eso”, sostuvo alertado de que el tipo de cambio alto en la Argentina es una política de estado para Kirchner.

Lavagna precisó luego que se analizó realizar “una acción conjunta en algunas cuestiones técnicas que tienen que ver con el BID y el Banco Mundial tendientes a que los países del Mercosur tengan un peso, una voz y un voto más fuerte que el actual”.

“Creemos que debe haber un permanente análisis de todos los organismos para ir mejorando su eficiencia y adaptándolos al desarrollo de una mayor integración regional”, agregó Merentes. “Más que crear nuevas estructuras se analizó el funcionamiento de las que hoy existen, incluso cómo mejorarlas”, concluyó Lavagna al respecto. Otro tema que abordaron los ministros fue el nombramiento del futuro titular del BID ante la salida de su actual presidente Enrique Iglesias. Durante la conversación no se habló sobre un candidato conjunto aunque Palocci ratificó la preferencia de Brasil por el actual vicepresidente, Joao Sayad.

Temas en esta nota