Alta volatilidad en Chicago.

El clima marca la tendencia de las cotizaciones...

Por
25deJuniode2005a las07:46

Esta semana hemos visto cómo el mercado de Chicago se comportaba con tendencia volátil, pero con leves serruchos a la suba, tanto en soja como en maíz, ante los pronósticos climáticos de lluvias por debajo de lo normal.

Estamos en pleno mercado climático, pero a diferencia de lo sucedido en agosto de 2003 los operadores están muy cautelosos. Todos podemos ver que los mapas climáticos y de humedad del suelo en las principales zonas agrícolas de los Estados Unidos están indicando cierto potencial de déficit hídrico para el corto plazo (próximas dos semanas).

También se está consolidando una posición comprada por parte de los fondos como una forma de anticiparse a las subas que están por venir. A pesar de todo esto, existe mucha cautela y vemos que los precios, cuando comienzan una incipiente escalada alcista, al día siguiente vuelven a recortar ganancias.

Si bien los patrones climáticos muestran cierto daño potencial en los cultivos en zonas con déficit hídrico, también es cierto que falta todavía por recorrer un largo trecho. Se sabe que los cultivos de maíz comienzan el período de floración y polinización en julio y en este punto podemos decir que los granjeros estadounidenses comenzarán a preocuparse si en la próxima semana no reciben adecuadas lluvias, en cantidad y cobertura.

En el caso de la soja, el período crítico se pude extender hasta mediados de agosto. Hay que recordar que la sequía de 2003 comenzó el 5 de agosto, se extendió durante 10 días y provocó la pérdida de 10 millones de toneladas de soja en EE.UU.

Se recordará también que esa sequía produjo una suba de US$ 150 por tonelada en el precio de la soja y arrastró al trigo y al maíz en su escalada alcista.

La pregunta que muchos productores se formulan hoy es ésta: ¿podrá la soja llegar a los $ 700 por tonelada y el maíz a $ 300? Es muy temprano todavía para poder predecir estos precios y además habría que ser adivino con respecto al comportamiento del clima.

Tiempo de definición

En estos momentos hay que ser muy conscientes de que de aquí hasta fines de julio se definen los precios futuros que van a impactar en el mercado disponible de cosecha vieja y en las posiciones de la nueva cosecha. Podemos decir que buena parte del resultado económico de nuestros productores está influido por el comportamiento del clima en los EE.UU.

Además, se definirán no solamente los valores futuros, sino también la relación de precios entre los distintos cultivos, de acuerdo con cómo impacte una potencial sequía en el volumen de su producción. Por este motivo no tiene sentido sustentar cualquier planificación de siembra para 2006 en los precios actuales, sino en los precios que tendremos definidos una vez pasado el período crítico en los cultivos de verano en EE.UU.



Temas en esta nota