La dieta para paliar la seca.

AACREA aconseja sobre la alimentación diferencial de la hacienda según la edad y estado corporal de los animales...

25deJuniode2005a las08:54

Las limitadas lluvias del otoño—invierno de 2005 aliviaron sólo parcialmente la falta de humedad que sufren amplias regiones del país desde principios de año. Ante esta situación, la Asociación Argentina de Consorcios de Experimentación Agrícola (AACREA) desarrolló un informe con 10 recomendaciones prácticas para dar alimentación diferencial a la hacienda según la edad y el estado corporal de los animales.

Rodeos de cría

La falta de forraje encuentra a los rodeos de cría con estados avanzados de preñez o en parición, con altos requerimientos nutricionales. Ante esa realidad, el trabajo de AACREA recomienda tomar los siguientes recaudos:

1- Un primer paso básico sería clasificar las vacas de cría separando las que se ven más sufridas, las de preñez adelantada y las recién paridas para ofrecerles alimentación diferencial.

2- El segundo paso consiste en recalcular la receptividad total del campo en la nueva situación, y admitir que será necesaria una reducción de la carga animal con relación a otros años. Esto se puede concretar con la clásica medida de eliminación de las vacas vacías al tacto, pero debe ser complementada con la venta de los toros que no hayan quedado en condiciones después de la es tación de servicio. Si se trata de un campo de ciclo completo, en el que ya se han cargado los novillos gordos, habrá que poner la lupa en los próximos a terminación y decidir, en cada caso, si vale la pena agregar los últimos kilos con grano o venderlos.

3- Si todas las decisiones anteriores no alcanzan y hace falta suplementar a las vacas, se puede recurrir a los rollos y al grano de maíz, entre otras alternativas. En el primer caso habría que suministrar no menos de 8-10 kilos por día y por vientre de un material de buena calidad para cubrir los requerimientos de mantenimiento. Si el productor dispone de grano de maíz, como regla general habría que hablar de tres - cuatro kilos por día, luego de un período de acostumbramiento combinado con rollos.

4- Si el criador tiene que salir a comprar reservas, debería privilegiar la calidad y contenido de nutrientes digestibles. Un rollo de paja de trigo se consigue muy barato —50 pesos— pero sólo tiene alrededor de 20% de material aprovechable por el animal. Mil kilos de maíz, en cambio, valen 190 pesos, pero tienen más de 80% de nutrientes digestibles, por lo que el costo por unidad de energía entregada es menor.

5- Además de mejorar la alimentación, en condiciones de estrés del rodeo habría que reforzar la sanidad y cumplir con todas las vacunaciones de rutina y no olvidar las desparasitaciones.

En este momento del año, en un campo de invernada pueden haber, entre otras, las siguientes categorías de hacienda: novillos próximos a terminación, novillitos en recría y terneros. Si la escasez de forraje impide alimentar bien a todos, se puede establecer la siguiente diferenciación:

6- Novillos próximos a la terminación: Estos animales son los que consumen más pasto y sobre los que se deberían hacer los máximos esfuerzos para acortar su estadía en el campo.

Si el establecimiento no vende novillos para exportación, la opción más sencilla es encerrarlos en un corral para alimentarlos con una porción pequeña de alimento balanceado y grano hasta alcanzar el peso de faena.

Si el campo tiene como objetivo producir animales para exportación, lo que no permite el confinamiento pero sí la alimentación pastoril con suplementación con grano, los animales podrían pastorear por horas el mejor pastoreo del establecimiento —probablemente un verdeo de invierno o una pastura en este momento— y complementar la alimentación con grano de maíz.

7. Novillitos de peso intermedio (300-320 kilos): Estos animales deben ganar por lo menos 100 kil

Temas en esta nota