La reina de las cooperativas del agro hace inversiones en el Norte.

La Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) inauguró ayer en el Chaco una nueva planta de acopio de granos...

Por
27deJuniode2005a las09:18

La Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) inauguró ayer en el Chaco una nueva planta de acopio de granos, y hará lo mismo con una segunda el mes próximo en Santiago del Estero. Ambas obras demandaron una inversión cercana a los 30 millones de pesos, aunque no sea ése el dato más relevante. La novedad es que esta entidad, una sobreviviente al cierre de muchas cooperativas, vuelva a expandirse. Y que lo haga hacia el Norte del país, donde hasta ahora no tenía presencia.

"Estamos concretando obras postergadas. En los 90 sólo pudimos hacer lo indispensable. Ahora la situación es mejor y podemos crecer", señaló a Clarín el titular de ACA, Héctor Zorzón.

Con 75 años, ACA es una cooperativa de segundo grado que logró sobrevivir a las crisis. Una administración conservadora, la diversificación de sus negocios y una amplia distribución territorial le permitieron capear el temporal. Actualmente agrupa a 191 cooperativas y opera con unos 95.000 chacareros. Es la sexta exportadora de granos del país. En 2004, facturó US$ 1.500 millones.

Este emporio cooperativo inauguró ayer una planta con capacidad para acopiar y acondicionar 44.000 toneladas de granos en Puerto Vilelas, Chaco. Y en julio abrirá otro centro —para 34.000 toneladas—, en la localidad santiagueña de Selva. Ambos proyectos parecen cortados por la misma tijera: ofrecer silos para la creciente producción de soja en el norte y transporte más barato hacia los puertos del Paraná (la propia ACA tiene uno, en San Lorenzo). En el Chaco levantaron un puerto para las barcazas que navegan el río aguas abajo. En la estepa santiagueña, conectaron la nueva planta con las vías férreas.

"El hecho de avanzar hacia el Norte obedece a que la agricultura se está desarrollando rápidamente en esa región. Hay productores cooperativos que están yendo a producir a esas zonas y no hay infraestructura disponible", explicó Zorzón, quien consideró que la capacidad de acopio será una de las claves del negocio agrícola en un futuro cercano. "El país se encamina a una cosecha de 100 millones de toneladas y no tiene dónde poner 80 millones", explicó.

ACA está lanzada a incrementar su acopio también en la pampa húmeda, su tradicional zona de influencia. "Tenemos una capacidad de 6 millones de toneladas y pensamos incrementarla un 50%, hasta llegar a unos 10 millones", señaló su presidente.

Aunque los granos son su fuerte, ACA es una jugadora de peso en otros rubros: distribuye fertilizantes y agroquímicos entre sus socios, fabrica alimentos balanceados en San Nicolás, tiene dos frigoríficos para vacas y cerdos, y otros tantos criaderos de semillas, y es la principal exportadora de miel. Pero su principal zarpazo lo dio unos meses atrás, al desarrollar un producto que apunta a revolucionar la ganadería y la lechería: el Ruter. Es un alimento especial que modifica el rumen de los vacunos y permite "destetar" a los terneros mucho más rápido que lo normal, con apenas treinta días de vida. El producto acaba de ser patentado en Nueva Zelandia, adonde ya se está comenzando a exportar.

Temas en esta nota

    Load More